Más Madrid alerta de los preocupantes resultados de las inspecciones realizadas en las cocinas fantasma

  • El concejal de Más Madrid José Luis Nieto ha reiterado la urgencia de que se paralicen las cocinas fantasma en la capital. La campaña de inspección realizada en mayo revela “grandes ausencias en los aspectos analizados y resultados mucho más problemáticos de lo que el Gobierno ha contado”
  • Se han encontrado deficiencias en el 72% de los locales inspeccionados, incumplimientos que, lejos de ser menores, son muy preocupantes. Por ejemplo, en siete se habían hecho obras sin licencia; en siete había problemas en la protección contra incendios y otra ejercía sin licencia de actividad
  • “Echamos de menos una revisión general sobre si la licencia otorgada es para uso terciario o para uso industrial y si se adecúa a la norma zonal; ninguno de los informes menciona nada sobre la carga y descarga, ni sobre medición de ruidos y olores ni sobre la generación de residuos”, ha criticado el edil de Más Madrid

Grandes ausencias en los aspectos analizados y resultados de las inspecciones mucho más problemáticos de lo que el Gobierno municipal ha contado a la oposición. La situación de las cocinas fantasma y los impactos negativos que generan en el entorno urbano preocupan enormemente a la primera fuerza política de la ciudad. Por eso, Más Madrid ha vuelto a llevar hoy este asunto a la Comisión de Desarrollo Urbano, Obras y Equipamientos, reclamando por enésima vez que el Área actúe y que, en tanto no se regule y se inspeccionen debidamente, “es necesario y urgente la aprobación de una moratoria en las licencias y la consiguiente paralización de nuevas cocinas fantasma” en la capital. 

Tras la explosión de los transformadores de las cocinas fantasma de la calle Canillas, 18 el pasado 14 de junio, José Luis Nieto, concejal del grupo municipal que lidera Rita Maestre, ha vuelto a subrayar que este incidente es el ejemplo perfecto de porqué Más Madrid exige que este tipo de usos industriales no se coloquen ni en los bajos de edificios residenciales, ni en las inmediaciones de colegios y equipamientos públicos sensibles (sanitarios, sociales…). El riesgo es evidente y el incidente de Prosperidad lo ha demostrado. 

José Luis Nieto ha detallado los elementos que han alarmado a Más Madrid y a las vecinas y vecinos afectados respecto a las inspecciones realizadas en las cocinas industriales y que están detrás del impacto negativo que estos usos generan en el entorno urbano. Esta campaña de inspección, tal y como figura en la respuesta a la petición de información presentada por Más Madrid, se ha centrado en comprobar la existencia de título habilitante para las obras y para ejercer la actividad; comprobar el estado del local respecto al permiso otorgado y diferencias, tanto en la obra como en los elementos industriales (elementos para cocinar); la prevención contra incendios; y en verificar las chimeneas y sistemas de extracción. 

“Echamos de menos en la información suministrada por escrito por el Área de Desarrollo Urbano una revisión general sobre si la licencia otorgada es para uso terciario o para uso industrial y si se adecúa a la norma zonal; además, ninguno de los informes menciona absolutamente nada sobre la carga y descarga, ni sobre medición de ruidos y olores, ni sobre la generación de residuos”, ha alertado José Luis Nieto.

Para Más Madrid, es alarmante que la campaña de inspecciones realizada en mayo haya detectado deficiencias en el 72% de los locales inspeccionados y en el 57% de las incluidas en el plan de inspección. Un tercio de los locales tienen problemas relacionados con la protección contra incendios, según los informes levantados por los técnicos municipales. Lo cierto es que los resultados, ha valorado el concejal de Más Madrid, son mucho más problemáticos de lo que ha contado el Gobierno municipal. 

En concreto, de los 21 locales que aparecían en la lista remitida a Más Madrid, habían conseguido inspeccionar 18, ya que tres se habían encontrado siempre cerrados. Según los informes elaborados por los inspectores solo 5 locales carecían de deficiencias. En el resto, el 72% de los locales inspeccionados y 57% de los incluidos en el plan de inspección, se encontraron incumplimientos que, lejos de ser menores son bastante preocupantes: en siete localizaciones se habían realizado obras sin título habilitante, en siete existían problemas en la protección contra incendios (especialmente graves en dos de las siete cocinas), una ejercía sin licencia de actividad y otra había colocado elementos industriales no amparados en el título habilitante.

Sobre las deficiencias en la protección contra incendios, Más Madrid recalca que en dos inspecciones se ha comprobado la alteración de la sectorización de incendios o la ausencia de sistemas de detección en algunos almacenes. Y en tres no ha sido posible verificar la correcta compartimentación del paso de instalaciones a través de diferentes sectores de incendio (continuidad y resistencia al fuego requerida de la sectorización). Estas comprobaciones son especialmente críticas en los casos de implantación en edificios residenciales. “El peligro de incendio es una de las cuestiones que más preocupan a las vecinas y vecinos, teniendo en cuenta que en algunos casos se concentran hasta 11 cocinas en un mismo sector de incendio”, ha constatado José Luis Nieto.

En tanto no se regule y se inspeccione debidamente esta situación es necesario y urgente que el Gobierno de la ciudad apruebe una moratoria en las licencias, con la consiguiente paralización de nuevas cocinas fantasma, ha insistido el concejal de Más Madrid. “También esperamos que los resultado de la campaña de inspección haga al Ayuntamiento reconsiderar su inacción en esta materia”. Fuente: masmadrid.org

cocinas fantasmadeficiencias gravesInspeccionesnegocio cocinas industrialesobras sin licencia