Mar Espinar: “Almeida tiene que aclarar si los intermediarios del Ayuntamiento cobraron comisiones”

La portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid cree que existe “una duda razonable” y pone el foco sobre el personal municipal con el que se pusieron en contacto los empresarios investigados por Anticorrupción

Mar Espinar (Granada, 1982) lamenta los obstáculos que a su juicio está poniendo el alcalde de Madrid, José Luis Martínez- Almeida, a los trabajos de la comisión de investigación sobre el supuesto espionaje a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, que acaba de arrancar en el Ayuntamiento. Entre otras cosas, denuncia que no se les está entregando la mayor parte de la documentación que han pedido para esclarecer si hubo uso indebido de dinero público desde la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) para contratar a una agencia de detectives con ese fin.

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, cargo que ocupa desde que en septiembre de 2021 Pepu Hernández dimitió, recibe a elDiario.es en su despacho del edifico de grupos municipales aprovechando uno de los huecos que le deja su agenda en la que tiene marcado en rojo la comparecencia de Ángel Carromero, que iba a ser este próximo lunes pero que por “problemas de agenda” del que fuera coordinador de la Alcaldía, se va a trasladar a otra fecha. La portavoz socialista, aunque no las tiene todas consigo, espera que acuda, sea el día que sea.

De todo ello habla Espinar en esta entrevista en la que también aborda el nuevo escándalo desvelado por elDiario.es sobre las comisiones millonarias cobradas por dos empresario por la adjudicación de contratos municipales de material sanitario en plena pandemia. En su opinión, el alcalde tiene que aclarar qué papel jugaron los empleados municipales

Sobre su futuro político y el papel que jugará en las próximas elecciones municipales, se muestra políticamente correcta, sin aclarar si optará a unas primarias para ser la candidata de su partido al Ayuntamiento o dejará paso a la Delegada del Gobierno, Mercedes González, que fue la que presentó junto al líder del PSOE en Madrid, Juan Lobato, la lista de los comparecientes en la comisión de investigación del Ayuntamiento. Un gesto que dio mucho que hablar pero al que Espinar resta importancia asegurando que “en absoluto” le “molestó”.

Almeida ha vuelto a ocultar a todos los grupos que se investigaba desde hace meses el cobro millonario de comisiones por contratos de emergencia durante la pandemia, como ha destapado elDiario.es. ¿En qué situación coloca este nuevo escándalo al alcalde ? 

Almeida no es solo que haya vuelto a ocultar a todos los grupos un caso judicializado, es que ha mentido porque hubo una petición de información expresa preguntando si el Ayuntamiento tenía algún contrato más judicializado y se dijo que no. Y lo grave además, en un caso ya extremo de dejación de funciones por parte del alcalde de Madrid, es que tiene un contrato judicializado y el Ayuntamiento no está personado.

¿Todo esto no justifica ahora la presentación de una moción de censura, como insiste en pedir el Grupo Mixto?

Con respecto a la moción de censura, yo insisto: quién tiene que decidir en qué lado quiere estar es Begoña Villacís. Aquí no se trata de que lo que se está investigando ahora mismo no sea al Ayuntamiento. Desde el Partido Socialista también insistimos, porque creemos que hay una duda razonable sobre si de las comisiones, de las que por supuesto nada sabía el consejo de administración, se han cobrado subcomisiones. ¿Hubo un enlace municipal con esa empresa y los intermediarios que han cobrado las comisiones? Esa duda tendrá que aclararla José Luis Martínez-Almeida.

Y luego hay otra cosa muy grave, esté o no esté investigado el Ayuntamiento: el alcalde de Madrid vuelve a ocultar información y vuelve a mentir, ya no a socios de gobierno, sino a todo el Pleno del Ayuntamiento de Madrid. ¿De verdad vamos a dar por bueno y vamos a dar a entender que la política es esto?

Centrándonos en la comisión de investigación que ha arrancado con las notables ausencias de Ayuso, Casado, Ruiz Gallardón, Catalá y Bolaños. La vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha anunciado que volverá a llamarles. ¿Cree que surtirá efecto?

Creo que la gente que está en esta primera comparecencia que no ha venido tiene muy claro los motivos por los que no ha venido. Creo que no surtirá ningún efecto que la vicealcaldesa vuelva a hacer este llamamiento. Ahora bien, si ella lo quiere intentar, nosotros no vamos a poner impedimento a que vuelva a llamar a algunos que si creemos que deberían aportar algo en esta Comisión, como es el caso de Ayuso, por ejemplo, o el caso de Gallardón y Catalá, que son los primeros que ponen en conocimiento, según las fuentes periodísticas, del señor alcalde lo que está pasando. Sería interesante su versión de lo que está pasando. Si Begoña Villacís quiere volver a hacer ese intento, desde luego el Partido Socialista no se lo va a impedir.

¿Usted defiende que declare el ministro de la presidencia, Félix Bolaños, como ha pedido Ciudadanos?

Ya lo dije en su día y lo mantengo. Creo que el ministro de la Presidencia en esta comisión de espionaje no tiene absolutamente nada que ver, al igual que la delegada del Gobierno Mercedes González. Creo que la diferencia es que Félix Bolaños aparece en una noticia de un medio de comunicación, una línea y no vuelve a salir nada más, y entiendo que Ciudadanos se agarra eso, supongo que para vestir la justificación que luego quiera dar con las conclusiones de la comisión de investigación.

Los demás grupos dicen lo mismo para rechazar otras comparecencias que les incomodan. De hecho, son los mismos argumentos que utiliza Almeida para justificar que no declaren algunos miembros del PP: que no tienen relación con el caso del supuesto espionaje.

Que Ayuso no tenga nada que aportar cuando es ella la que denuncia el caso de espionaje; que Catalá o Gallardón no tengan nada que aportar cuando son ellos los que hablan con el alcalde, creo que es bastante distinto a que Félix Bolaños tenga que venir porque se reunió alguna vez con Teodoro García Egea, que por entonces era  portavoz  del Grupo Popular, el grupo de la oposición del Congreso de los Diputados. Quizás pudieran haber hablado de algo que no tiene nada que ver con Ayuso y con la trama de espionaje.

Visto cómo esta el panorama, ¿cree que va a salir algo nuevo de la investigación que la Fiscalía europea está llevando a cabo sobre los contratos que hizo Ayuso en la Comunidad de Madrid?

Yo no soy jurista y no sé lo que pueda haber ahí, pero como política me suena muy mal y como ser humano me suena fatal. Que durante los peores meses de la pandemia, cuando estábamos perdiendo a gente, que un familiar de un político con responsabilidades tan importantes como la presidencia de la Comunidad de Madrid se estuviera lucrando con eso, me parece indecente e inhumano. Ayuso impidió una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. Cuando pones tantas trabas para dar explicaciones es que ni siquiera tú misma estás orgullosa de lo que has hecho.

Este lunes estaba citado Ángel Carromero pero su declaración parece que se va a trasladar a otra fecha porque ese día ha dicho que no puede venir. Los grupos confían en que acuda. Pero, ¿y si al final no lo hace?

Creo que Carromero tiene que aparecer porque tiene muchísimo que aportar y estoy segura de que tiene muchísimo que decir. Pero ya veremos si tiene a bien venir o no. Lo que tiene esta comisión es que no son obligatorias las comparecencias. El alcalde está en una situación muy delicada y hay muchos cargos del Partido Popular que no están dando la cara por él. Creo que se merecería que alguien de su partido lo hiciera, porque él lleva dos años dando la cara por su partido y despreocupándose completamente por Madrid. Además, este Ayuntamiento se merece un respeto.

¿Cree que su testimonio podría ser la llave para saber la verdad y qué ocurrió en la EMVS, si desde allí se encargó ese espionaje?

Sinceramente creo que sí. Creo que Carromero puede tener la llave para saber qué es lo que realmente ha ocurrido aquí, si se finalmente se intentó usar dinero del Ayuntamiento de Madrid con fines partidistas porque yo cada vez, viendo la actitud del señor Almeida, tengo más  dudas.

¿Comparte la opinión de Begoña Villacís de que todos aquellos que no comparecen están boicoteando la comisión?

No. El único que está boicoteando la comisión es el alcalde José Luis Martínez-Almeida porque ya no es solo los que no vengan, que, insisto, es importante que vengan, es importante que respondan y es importante que den luz a lo que ha pasado, pero también es importante que el gobierno de este Ayuntamiento facilite la información a la oposición y no lo está haciendo. A mí también me gustaría conocer qué versión tiene Begoña Villacís sobre eso, sobre que la coordinación de Alcaldía, por ejemplo, a todas las respuestas a las peticiones de información que nos están dando sean las transcripciones de lo que está diciendo Almeida en los Plenos. ¿Eso no le parece un boicot a la señora Villacís o eso lo relativizamos porque viene de Almeida?

¿Por qué accedieron a que la comisión de investigación la presidiera Ciudadanos, que es socio del Gobierno, cuando justamente el día anterior tanto ustedes como Más Madrid lo habían rechazado?

Hay unos hechos objetivos que todo el que se ponga a hacer la cuenta sabe. No había mayoría para que la presidencia fuera de Más Madrid. Nosotros nunca nos postulamos para ser presidentes de esa comisión. Pero la insistencia de Ciudadanos a la hora de presidirla porque quería poner toda la carne en el asador para saber la verdad de lo que está pasando en el Ayuntamiento de Madrid, nos llevó a Más Madrid y a mí misma a reunirnos en varias ocasiones y a decidir darle ese voto de confianza a Ciudadanos. Ahora mismo Ciudadanos tiene una oportunidad única para demostrar dónde quiere estar.

¿Qué se juega Villacís?

No tengo todas conmigo de que ella sea consciente, pero se juega mucho y se juega sobre todo el valor de la palabra, que en política lo es todo. En política no se nos juzga por lo que pudiendo hacer no hacemos, sino por lo que debiendo hacer no hemos hecho, y ahí Begoña Villacís tiene algo que ganar. Su problema quizás es el mismo que el de Almeida, que como están preocupados por su futuro político olvidan que quien les está pagando su sueldo son los madrileños.

Villacís dijo que “confiaba en la palabra del alcalde”, pero después de la comparecencia de Diego Lozano, consejero delegado de la EMVS, reconoció que había creado dudas sobre si el encargo del espionaje podría haberse hecho sin su consentimiento. ¿De esa comparecencia usted qué dedujo?

Pues deduje que Diego Lozano venía muy preparado para lo que tenía que decir. Lo que sí quedó claro en esa comparecencia es que hay un mes y medio muerto, en el sentido de que hay un mes y medio en el que Almeida sabe lo que está pasando y un mes y medio hasta que lo dice a la EMSV. Y todo esto suponiendo que en septiembre, que es cuando lo sabe la dirección nacional del partido, del que Almeida era número tres en ese momento, no se lo comunicara a él. Lo que yo creo que quedó demostrado en la comparecencia de Diego Lozano es que hubo mucho tiempo desde que Almeida tenía esa información y no hizo absolutamente nada como alcalde, aunque como portavoz nacional del PP lo hizo todo.

Almeida insiste en que hay dos informes que sí avalan que no hubo encargo de espionaje: el que elaboró la propia Comisión de Ética de la EMVS y otro de la Oficina contra el Fraude y la Corrupción.

El alcalde miente. Miente como un bellaco porque eso se le da fenomenal. La comisión interna de la EMVS lo que dice es que a la vista de lo que hay, por ahora no hay nada irregular y que se espera a la auditoría externa, que por cierto, ya ha salido y ha quedado desierta. Nadie se querrá hacer cargo de eso, no lo sé. Y la Oficina contra el Fraude lo que hace es archivar el caso provisionalmente “a la espera de más información” y así se lo recordé ayer al alcalde al que le mande ese parrafito para que no se canse de mentir.

De momento Villacís ha descartado la moción de censura y solo el Grupo Mixto insiste en retar a la vicealcaldesa a que dé ese paso.

Si me pongo humana, yo entiendo el ansia que tiene Recupera Madrid, que son tres tránsfugas de un grupo que se desintegra a cada momento. Cada vez que tienen una pelea de patio de colegio, el ego que ha ganado es el que se queda. Lo de la moción de censura… pues no creo que los ciudadanos nos estén pidiendo ahora eso, creo a los ciudadanos les preocupa su día a día muchísimo más. Yo creo que hay que saber la verdad y saber lo que ha pasado. Pero sobre todo, hay que tener muy claro el lugar que se ocupa en el mundo para no frustrarse, y eso a Recupera  Madrid le va a venir fenomenal. Si hay o no una moción de censura yo entiendo que al señor Calvo le sorprenda, pero quién lo va a decidir es Begoña Villacís.  

Por lo tanto, hagamos nuestro trabajo, que es para lo que se nos pagan los madrileños. Y cuando Villacís decida lo que quiere ser de mayor, que lo diga y ya nos posicionaremos todos los grupos. Pero hagamos las cosas bien.

¿Cree que Almeida teme que al final Villacís impulse esa moción de censura o está convencido de que su socia de Gobierno no dará ese paso? Ella sigue defendiendo que la coalición PP-Ciudadanos ha funcionado bien y que las relaciones en el seno del Gobierno, pese a todo, siguen siendo buenas.  

Objetivamente, Almeida tiene que estar muy nervioso porque a Ciudadanos yo no le he visto mantener la misma postura durante más de tres días seguidos. Y eso inquieta. Como socio de gobierno tiene que ser muy inquietante.

¿Y ve a Rita Maestre propiciando que Villacís sea alcaldesa si finalmente se animase a presentar la moción de censura contra Almeida?

Eso tendría que preguntárselo a Rita Maestre. Pero a mí con Más Madrid la verdad que me pasa igual que con Ciudadanos, que tampoco les acabo de coger el punto.

Las relaciones entre los grupos de izquierda no parecen muy buenas… ¿Qué me dice usted?

Que están bien… son razonablemente buenas. El Partido Socialista, siempre lo he dicho, está abierto para todo aquel que quiera volver a la casa madre.

Para afrontar las próximas elecciones tendrían que curarse muchas heridas, ¿no?

Hombre, sí creo que deben curarse muchas heridas porque se dejan muchos jirones cada vez que pasa un mandato. En Ahora Madrid se dejaron muchos, y en Más Madrid se están dejando ahora unos pocos. Pero el PSOE en este momento está más unido que nunca, con una coordinación perfecta entre la región, la ciudad y el grupo municipal. Estamos preparados para afrontar el reto del 2023.

¿Y qué papel tendrá Mar Espinar en esas elecciones?¿Se va a presentar a las primarias?

Soy una persona muy clara, siempre digo lo que pienso, no tengo problema, tengo mi puesto de trabajo, tengo mi vida. Pero es que además creo que no habría aprendido nada en los doscientos días que llevo al frente del grupo municipal, ni en los siete años que llevo como cargo público en el Ayuntamiento de Madrid si pensara que ahora el problema es la cara que va a haber en el PSOE en el 2023. Creo que el problema del Partido Socialista ahora es mucho más profundo y que hay que trabajar y que tenemos tiempo. Hay margen aún para trabajarlo y yo estoy en eso. Y para ello hay que partirse la cara ahora y estar en el barro, estar con la gente, escuchando y dando a conocer el modelo de ciudad que queremos. Creo que para eso me pùsieron en el grupo municipal y en eso estoy, no estoy en otra cosa.

¿Deduzco que va a dejar el camino libre a Mercedes González como candidata al Ayuntamiento?

Yo voy partido a partido y tomaré las decisiones cuando corresponda tomarlas. Es que no estoy en eso y, hasta donde yo sé, creo que Mercedes González tampoco ha dicho que esté en esto. Creo que desde Juan Lobato como secretario general del Partido Socialista en Madrid, o Mercedes González como secretaria general de Madrid ciudad, como Mar Espinar como portavoz del Grupo Municipal Socialista, todos estamos en que al PSOE le falta muchísima calle, muchísimo barro, abrirnos en canal, escuchar a la gente, poder presentar nuestras propuestas… y en eso estamos. Y en eso estoy yo, desde luego.

Fuente: Carmen Moraga en eldiario.es
Fotos: Marta Jara

#MarEspinarAlmeidaDimisiónAyuntamientocomisiones