Madrid y sus vertederos fantasma

El PSOE elabora un mapa de escombreras ilegales en la capital, en las que la falta de control y limpieza perpetúan un problema cíclico que el Ayuntamiento cree que disminuirá con los nuevos contratos de limpieza

La tipología de la basura es diversa en el Camino de la Magdalena de Madrid: hay bolsas de basura llenas de tierra, presuntamente restos de una plantación de marihuana; hay cojines viejos, ropa hecha jirones, muebles desvencijados, parachoques rotos, discos compactos hechos trizas. Hay de todo, pero todo es residuo y año tras año vuelve a acumularse en este punto, cinco kilómetros entre la M-31 y la depuradora de aguas de La Gavia, en el distrito de Villa de Vallecas. Este y otros 20 vertederos incontrolados figuran en el mapa que ha elabora el PSOE municipal en los últimos meses para llamar la atención sobre un problema poco visible: las escombreras están en la periferia y el acceso es difícil, y lo que no se ve, no mancha.

En la vía, que comunicaba Vallecas con el Manzanares, se levantó el poblado de las Barranquillas, hoy ya desmantelado. Y, aunque se ha limpiado –los vecinos del barrio se felicitaron por las tareas de desescombro de 2020, tras meses de protestas–, la basura siempre acaba reapareciendo. Hoy, además de en este camino, se acumula sin control en otros 20 puntos de la ciudad, “aunque podrían ser 40”, en palabras del edil socialista encargado de Medio Ambiente, Ignacio Benito, que lleva meses recorriendo bolsas del Madrid menos turístico destapando puntos negros. En este momento tienen situadas tres zonas en el distrito de Latina, otras tantas en Villaverde y cinco en Villa de Vallecas (una bastante aparente, al lado del polígono industrial). En San Blas-Canillejas (en el entorno de las Lagunas de Ambroz), en Vicálvaro (ya cerca de San Fernando de Henares) Hortaleza y Fuencarral-El Pardo se encuentran el resto.

Empresas que agotan los cupos que pueden depositar de cada vez en los puntos limpios, particulares y simples “desaprensivos”, en palabras del edil Benito, contribuyen a la acumulación de residuos. Los socialistas plantean como remedio posible elaborar un plan de limpieza y vigilancia policial, con cámaras de seguridad, drones y barreras físicas que impidan el paso. También que se coordine la intervención de las administraciones. En las vías pecuarias, las competencias son de la Comunidad de Madrid, aunque los terrenos colindantes sean municipales.

Desde el área de medioambiente del Ayuntamiento reconocen que estas prácticas se producen. Al respecto, remiten a un dictamen de la Comisión Europea de finales de 2018, hacia el final del mandato de Manuela Carmena y Ahora Madrid, que identifica 13 puntos de vertido en la Comunidad (seis dentro de Madrid capital) y asegura que desde que José Luis Martínez-Almeida es alcalde, el Ayuntamiento ha actuado “en 486 ocasiones” en esos puntos de vertido. También aseguran que los nuevos contratos de limpieza permitirán aumentar la recogida de escombros e indican que, fuera de la capital, la mayoría de municipios con zonas problemáticas los gobiernan los socialistas.

Sin inventario oficial

Al mismo tiempo, Ecologistas en Acción ultima estos días un informe de vertederos ilegales en la Comunidad de Madrid que señala que el problema está muy extendido. “Es brutal”, señala una portavoz. Falta, en cualquier caso, un inventario oficial. En un documento del pasado diciembre, la organización ecologista apuntaba a la construcción como una de las principales responsables del agravamiento del problema. “La normativa actual exige, en teoría, que los ayuntamientos dispongan todos ellos de una ordenanza municipal de residuos de construcción y demolición, [pero] […] no todos se han volcado en el cumplimiento de la ley”, critican.

Por el camino de la Magdalena corre con el perro Luisa, vecina de Villaverde, que dice que en los dos años que lleva viniendo por aquí, para hacer ejercicio mientras el animal se entretiene buscando conejos, el lugar “siempre ha estado así”. Recuerda que alguna vez subió a las redes sociales fotos de la basura para llamar la atención sobre el problema, aunque no avisó al Ayuntamiento. “Pero es un entorno natural, debería cuidarse”, critica, antes de reemprender la marcha. 

El problema de los vertidos se debatirá la próxima semana en el pleno municipal, y no se augura acuerdo. “La pasividad municipal está permitiendo que esto crezca”, critica el concejal del PSOE capitalino, quien añade: “La periferia se está convirtiendo en el gran vertedero de la región”. Replican desde Medio Ambiente que “las escombreras de este tipo son un problema generalizado en todo el país” y contraatacan: “El Ayuntamiento agradece la labor del PSOE de visitar las escombreras ilegales que obvió mientras sostenía al equipo anterior”.

Fuente: Víctor Honorato en eldiario.es
Foto portada: El Camino de la Magdalena, con bolsas de basura llenas de tierra y otros residuos Víctor Honorato

desescombrofalta de control y limpiezamapasmedio ambientevertederos fantasma