Las muertes misteriosas rodean al PP desde el estallido del caso Gürtel

El Partido Popular es uno de los partidos que más azotes ha recibido por parte de la justicia española debido a las extensas redes de corrupción que ha diseñado. Se calcula que el PP ha estado implicado en 261 casos, es decir, en casi el 45% de todos los casos de corrupción registrados en los últimos tiempos. A lo mencionado le acompaña otro hecho aún más oscuro: entre muertes naturales, accidentes y suicidios, 14 personas implicadas judicialmente en la corrupción del PP han perdido la vida desde que estallara el caso Gürtel en 2009.

El Partido Popular es uno de los partidos que más azotes ha recibido por parte de la justicia española debido a los casos de corrupción registrados. Este proceso, marcado por las mentiras y el ocultamiento, ha dejado tras de sí desde “ángeles” caídos hasta tesoreros declarados en rebeldía. La operación Púnica, los casos Nóos, Bárcenas, Tarjetas Black, Gürtel y un largo etc., pasarán a la historia como los sinónimos de las prácticas corruptas y mafiosas que han caracterizado a este partido en los últimos decenios.

A todo lo mencionado le acompaña otro hecho aún más oscuro: entre muertes naturales, accidentes y suicidios, 14 personas implicadas judicialmente en la corrupción del PP han perdido la vida desde que estallara el caso Gürtel en 2009. La macabra lista lo componen los siguientes nombres:

  • Juan Pérez Mora: Se quitó la vida en 2009 cuando fue descubierto. Mora fue un comercial que, en un cambio de acontecimientos, se hizo pasar por juez para engañar a Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel.
  • Francisco YáñezFalleció en enero de 2014 por causas naturales, cuatro días después de que fuera imputado por un delito de blanqueo de capitales y cuatro días antes de que tuviera que ir a declarar ante el juez. Trabajaba en la sede nacional del PP desde los tiempos de Fraga. Era amigo personal de Luis Bárcenas y de los tesoreros anteriores a él, Álvaro Lapuerta y Ángel Sanchís, con los que había trabajado durante años. Trabajó como contable del PP durante años. Padre del apoderado de las cuentas en Suiza de Bárcenas, Yáñez estaba acusado de haber colaborado “en la ocultación del patrimonio opaco para la Hacienda Pública y de procedencia indirectamente ilícita de Luis Bárcenas Gutiérrez y Rosalía Iglesias Villar con la finalidad de desvincularlo tanto de su origen como de sus verdaderos propietarios”.
  • María del Mar Rodríguez AlonsoFalleció en enero de 2015. Su cadáver apareció en un hotel del Bilbao. Según fuentes policiales la causa fue el suicidio. Fue la esposa del senador del PP Tomás Burgos Beteta, y estaba imputada por la utilización que la trama Gürtel habría hecho de su empresa MR&Asociados como tapadera de Francisco Correa, entre otros casos, en la organización de un Congreso de Parques y Jardines Públicos en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.
  • José Martínez NúñezFalleció en agosto de 2015. Fue dueño de Tecnología de la Construcción (Teconsa). La burbuja y el escándalo de la propia trama le costaron a Martínez Núñez un imperio que había llegado a facturar por encima de 6000 millones de euros y contar con 650 trabajadores. Calificado como “dictador” por quienes trabajaban con él, por sus métodos y formas, tanto en el ámbito personal como profesional. Martínez Núñez y su empresa fueron señalados ya como relacionados con Correa por el primer juez que llevó el caso.
  • Antonio PedreiraFalleció en agosto de 2015 tras casi tres años hospitalizado por un accidente cerebral. El juez Pedreira fue el que durante más tiempo controló la mayor investigación por corrupción en la democracia española y es calificado por sus compañeros como “un gran jurista y una gran persona”.
  • Isidro CuberosFalleció en octubre de 2015 en un barranco de Mijas debido a un accidente de tráfico. Se estrelló con su moto. Imputado por el caso Jerez, Cuberos aparecía como una pieza clave para comprender cómo había operado la trama Gürtel en Andalucía. Durante una década, además de amigo y confidente, fue mano derecha y jefe de prensa de Javier Arenas, el antiguo secretario general del PP. Su empresa de comunicación tenía dos sedes en Madrid propiedad de Bárcenas.
  • Francisco Sánchez Arranz: Falleció en 2015. No le llegó la citación para declarar el 2 de noviembre de 2015 por el caso Gürtel porque llevaba muerto varios meses. Se le acusaba de haber sido un presunto prevaricador por haber favorecido la adjudicación de una parcela de terreno público de acuerdo con Francisco Correa y el acalde de Boadilla, Arturo González Panero. Legó a declarar como testigo por este mismo asunto.
  • Leopoldo GómezFalleció en marzo de 2016 debido a una larga enfermedad. Fue un imputado poco mediático, pero conocía a la perfección todo lo que había sucedido en torno a uno de los brazos más productivos de la trama: la ramificación de Pozuelo de Alarcón. Fue arquitecto municipal de ese municipio y era conocido como el “cobrador” de Jesús Sepúlveda, exmarido de Ana Mato, y durante los años de los maletines, alcalde de Pozuelo. Gómez estaba imputado por delitos de prevaricación y cohecho y se ganó ese sobrenombre después de que se supiera que se encargaba de cobrar deudas de constructores.
  • Rita Barberá: Falleció en noviembre de 2016 a causa de una cirrosis hepática que derivó en un fallo multiorgánico. Su fallecimiento se produjo menos de 48h después de tener que compadecer ante el Tribunal Supremo para declarar sobre su posible pérdida de aforamiento e imputación en el caso Taula.
  • Miguel BlesaFalleció en julio de 2017. La causa de la muerte fue el suicidio. Fue expresidente de Caja Madrid. Tenía una condena en firme por las tarjetas black de seis años, aunque se encontraba en libertad sin fianza. Blesa recurrió al Tribunal Supremo la sentencia dictada por la Audiencia Nacional. Se convirtió en el acusado que más pena sumó de todos los integrantes de la trama de las tarjetas black. Por otro parte, también estaba imputado por crédito fallido al Grupo Marsans. Además, también fue condenado por delito societario, apropiación indebida y falsead documental por la compra fraudulenta del City National Bank de Florida.
  • María José AlcónFalleció en junio de 2018. En esta ocasión la causa de la muerte fue también el suicidio. Saltó a la fama al ser conocida como la “garganta profunda” del blanqueo de dinero en el Ayuntamiento de Valencia durante el gobierno de Rita Barberá. Estaba imputada en el caso Taula sobre blanqueo de dinero y presunta financiación irregular del partido.
  • Álvaro Lapuerta: Fue protector, amigo y supervisor de Luis Bárcenas como tesorero del PP. Murió en junio de 2018 por causas naturales. Padecía demencia, motivo por el que fueron archivadas las actuaciones contra el en el marco del caso Gürtel. En 2013 permaneció varias semanas en estado de coma a raíz de sufrir dos caídas en extrañas circunstancias que afectaron dramáticamente su situación física. La segunda de ellas, de hecho, casi le costó la vida, ya que pasó un tiempo en coma. Las secuelas de las caídas fueron utilizadas por su defensa para retrasar o evitar comparecencias ante los diferentes jueces que instruyeron la causa. En un comunicado que hicieron público tras la segunda caída, sus hijos calificaron de “extraños” los accidentes que sufrió su padre. El primero se produjo en marzo de 2013, al poco de estallar con plenitud el caso Bárcenas, y la segunda y más grave se produjo en abril del mismo año. Medio año antes, Lapuerta acudió a la policía para denunciar que había recibido llamadas amenazantes en las que se le decía que él ya era un hombre mayor pero que pensara en sus hijos y en sus nietos junto con “ten cuidado con lo que haces”.  
  • Rafael Naranjo: Falleció en septiembre de 2019 poco antes de ser juzgado. Fue el antiguo presidente de Sufí, una empresa que mantuvo una estrecha vinculación con los Ayuntamientos de Boadilla del Monte, Majadahonda y Alcalá de Henares, así como con los municipios de otras autonomías como Castilla y León entre 2001 y 2007. Reconoció ante el juez Pedreira que pagó un millón de euros a una “tercera persona” por la adjudicación del servicio de limpieza del distrito madrileño de Moratalaz, una adjudicación con la que obtendría 48 millones de euros en 10 años. Admitió haber efectuado ese pago desde una cuenta personal que tenía en Suiza a otra ubicada en ese mismo país. Cuando se produjeron los hechos, en 2002, Alberto López Viejo ocupaba la concejalía de limpieza en el ayuntamiento de Madrid. López Viejo cumple actualmente una condena de 31 años y nueve meses de prisión por su papel en la trama Gürtel cuando ejercía como consejero en el gobierno regional de Esperanza Aguirre.
  • José Huerta ValbuenaFalleció en septiembre de 2020 debido a una enfermedad. Fue amigo de Francisco Granados y uno de los pilares del Caso Púnica. El empresario, gerente de Waiter Music, estaba imputado en el caso que investiga la financiación irregular del PP en Madrid y se le achacaban hasta siete delitos. Waiter Music, según detalla la fiscalía anticorrupción, recibía adjudicaciones de manera privilegiada e inflaba las facturas de los Ayuntamientos para repartirse las comisiones. Waiter Music efectuó todo tipo de festejos bajo este modus operandi. Huerta Valbuena se hizo cargo de eventos de campaña del PP con artistas reconocidos, conciertos, cabalgatas de los Reyes Magos, actos de inauguración del Metro de Madrid e incluso en la comunión de la hija de Francisco Granados.

CORRUPCIÓN SISTÉMICA

La corrupción es un mal que corroe a los sistemas políticos de todo el mundo. Afecta a los países grandes y pequeños, y su intensidad varía según la independencia judicial y las capacidades de control democrático que existen en los mismos. Al respecto, el estado español no es una excepción. Desde el Siglo de Oro hasta la actualidad, la corrupción ha sido una práctica extendida en el país.

En el caso español, uno de los hechos más graves es que en democracia los dos partidos más importantes del panorama político nacional, el Partido Socialista Obrero Español y el Partido Popular, están infestados de casos de corrupción en todos los niveles. A estos casos hay que añadirle, además, los hechos que se han registrado en los partidos periféricos (CiU, PNV etc.), en ciertos sindicatos etc. El cruce de reproches es común, en un sistema político donde la podredumbre es la norma y donde cada uno intenta defender lo suyo.

Solo si se observa la lista de hechos demostrados se da uno cuenta del verdadero alcance del problema, un problema que nos demuestra que durante años esta práctica ha sido tolerada, ejercida y ocultada por aquellos que la ciudadanía ha elegido mediante su voto como representantes democráticos. Hablando en cifras, según la organización Casos-Aislados se han registrado hasta la fecha 261 casos en el Partido Popular y 134 en el Partido Socialista Obrero Español. Estos dos partidos acumulan aproximadamente el 68% de todos los casos que se han registrado en el Estado.

Fuente: OIER ZEBERIO en eulixe.com

Ampliación @carabanchelnet
SI EL VÍDEO NO APARECE ESTE ES EL ENLACE
https://youtu.be/bq8fsSaBnvA

SI EL VÍDEO NO APARECE ESTE ES EL ENLACE
https://youtu.be/bq8fsSaBnvA

corrupcion ppcorrupcion sistemicagurtelmuertes misteriosas