Las asociaciones vecinales se unen a periodistas y otros colectivos en defensa de Telemadrid y su reforma exprés

Esta mañana, en un acto que ha tenido lugar en la sede de la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid, el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos ha llevado el apoyo de las asociaciones vecinales de Madrid a un manifiesto propuesto por las principales organizaciones de periodistas de Madrid y de España en defensa de Telemadrid y contra la reforma exprés que mañana se votará en la Asamblea de Madrid a iniciativa del Gobierno regional.

Tal y como ha indicado durante la presentación del escrito “En Defensa de Radio Televisión Madrid y la Libertad de Información” el presidente de su Comité de Empresa, Luis Lombardo, la modificación que propone Ayuso nada tiene que ver con la mejora de su funcionamiento ni con su función de servicio público, sino con otros objetivos. “No se puede permitir usar un medio público en interés de unos pocos” ha subrayado Lombardo, antes de asegurar que a día de hoy Telemadrid había conseguido recuperar la calidad y el rigor informativo “como nos reconoce el conjunto de los madrileños”.

Tras la intervención del representante de los trabajadores de la radiotelevisión pública madrileña, el presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE)Nemesio Rodríguez, ha dado lectura del citado manifiesto, que cuenta con el respaldo un gran número de organizaciones profesionales, sindicales, sociales y políticas, entre las que se encuentran las federaciones internacional y europea de periodistas, la FAPA Giner de los Ríos, la Federación Madrileña de Municipios y los sindicatos CCOO, UGT y CGT.

Este es el comunicado presentado esta mañana.

MANIFIESTO “EN DEFENSA DE RADIO TELEVISIÓN MADRID Y LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN”

“Los medios de comunicación constituyen un canal fundamental para la participación de la sociedad en la que se desarrollan. Una ciudadanía activa y participativa requiere de un acceso a información veraz y de calidad que las instituciones públicas deben preservar y asegurar. Al respecto, los medios de comunicación públicos han venido cumpliendo una triple función a lo largo de su historia reciente: informar, formar y entretener.

Asimismo, el derecho a la libertad de expresión y el derecho a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión, que recoge el artículo 20 de la Constitución Española, encuentran en la radio y televisión pública uno de sus cauces principales. La existencia de medios de comunicación públicos que actúen con independencia, neutralidad y objetividad, es la garantía del derecho a la información y, por tanto, de la participación social fundamentada en la libertad y la capacidad para acceder a esos contenidos.

En la sociedad de la información, los medios de comunicación públicos cumplen una función esencial para el desarrollo de la democracia, el debate de las ideas y la participación de la ciudadanía. En este sentido, y a pesar de la irrupción y asentamiento de nuevas formas de comunicación, la radio y la televisión continúan siendo una necesidad y un baluarte en la conexión de proximidad con la sociedad. Una radiotelevisión basada en criterios de pluralidad, transparencia, independencia y en la profesionalidad de sus trabajadores y trabajadoras es el mejor aval para conseguir esos objetivos.

La Ley 8/2015, de 28 de diciembre, de Radio Televisión Madrid, recoge en su preámbulo la pretensión de crear «un nuevo modelo de radio y televisión pública en Madrid, caracterizado por la transparencia, la pluralidad, la implantación de las buenas prácticas en el sector y del buen gobierno corporativo» y, además, asegura que el modelo debe ser «plural y aspirar a que la sociedad madrileña se sienta representada, tanto en su composición como en los contenidos audiovisuales que se programen, y para que, de manera permanente, se recojan las diversas sensibilidades sociales, tanto mayoritarias como minoritarias, sin discriminación por motivos ideológicos, políticos o de otra índole recogidos en la Constitución Española».

La defensa de los presupuestos recogidos en el preámbulo de la ley exige el rechazo de cualquier iniciativa encaminada a controlar y dirigir RTVM desde otras instancias. La existencia de una Radio Televisión de Madrid como entidad profesional y despolitizada es incompatible con su intervención directa por parte del Poder Ejecutivo, un hecho que se agrava cuando se conculca, además, la garantía constitucional de la irretroactividad de las disposiciones restrictivas de derechos individuales.

Por todo ello, nos parece innecesaria esta reforma de la ley 8/2015 y ratificamos la defensa de Radio Televisión Madrid como un servicio público esencial para la sociedad madrileña fundamentado en la pluralidad, neutralidad, objetividad, transparencia y profesionalidad de sus trabajadores y trabajadoras, frente a losintentos de menoscabar su independencia y el deterioro de la calidad de los servicios que presta”.

Fuente: FRAVM

Foto: Presentación del manifiesto en defensa de Telemadrid y la libertad de información en la Asociación de la Prensa

Asociaciones vecinalesEn Defensa de Radio Televisión Madrid y la Libertad de Informaciónradiotelevisión pública madrileñareforma expréstelemadrid