La colaboradora de Ayuso, ante el juez: “El metálico que ingresaba en el banco me lo daba mi pareja de su trabajo”

La alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, negó en sede judicial que el empresario imputado junto a ella le pagara un precio desorbitado por un piso de su propiedad como mordida por los contratos que recibía de su antigua Concejalía

La alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, vicesecretaria de Organización del nuevo PP madrileño de Isabel Díaz Ayuso, declaró el pasado 22 de abril como investigada en relación con los pagos de un supuesto alquiler por un empresario adjudicatario de contratos en la Concejalía que ella dirigió en la localidad madrileña. Sobre esos 52.950 euros que ella fue ingresando en el banco entre 2008 y 2017, Millán dijo que procedían de su pareja, la cual, por dedicarse a la hostelería y al “mundo de la noche”, le entregaba cantidades para los gastos comunes y ella prefería ingresarlo en su cuenta. 

Un informe de la Guardia Civil, incorporado a las actuaciones, destaca “que el volumen de ingresos en efectivo sea mayor durante el periodo en el que Neverland Eventos S.L realizó los pagos a la exconcejal (2008-2012)”. Se refiere a la empresa de Francisco Roselló, el empresario imputado junto a Ana Millán que pagó casi el doble del valor del alquiler del ático de la alcaldesa en el centro de la localidad con el argumento de que incorporaba un derecho a compra. Estos ingresos en metálico son independientes de los que cobró en su cuenta Millán por el citado alquiler. 

De esos ingresos en metálico, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil también destaca que “disminuyan de forma notoria una vez que la empresa dejó de realizar los pagos a la ex concejal [a partir de 2013, en referencia estos últimos a los ingresos por el alquiler]”. El juez ha citado a la pareja de Ana Millán como testigo el próximo 4 de julio. La acusación popular que ejerce Más Madrid ha solicitado que cambie su condición a la de investigado. Además del dinero de su marido, la colaboradora de Ayuso dijo que el metálico también procedía del alquiler de otra vivienda de su propiedad. 

De esos ingresos en metálico, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil también destaca que “disminuyan de forma notoria una vez que la empresa dejó de realizar los pagos a la ex concejal [a partir de 2013, en referencia estos últimos a los ingresos por el alquiler]”. El juez ha citado a la pareja de Ana Millán como testigo el próximo 4 de julio. La acusación popular que ejerce Más Madrid ha solicitado que cambie su condición a la de investigado. Además del dinero de su marido, la colaboradora de Ayuso dijo que el metálico también procedía del alquiler de otra vivienda de su propiedad. 

Otra de las empresas de Francisco Vicente Roselló que fue contratada por la Concejalía de Millán fue GE Escuelas Urbanas SL. La Agencia Tributaria respondió al requerimiento judicial informando de que, ya fuera en concepto de rendimientos del trabajo o el de actividades económicas, Beatriz Millán Arroyo –hermana de la alcaldesa– cobró los citados 93.522, 60 euros de la empresa de Roselló. En uno de los años en los que el empresario estuvo ingresando dinero mensual en la cuenta de la entonces concejala Ana Millán, en 2011, la hermana de ésta, Beatriz, batió su récord de facturación con GE Escuelas Urbanas, un total de 21.365,10 euros. 

En cuanto a cómo pudo enterarse el empresario de que la entonces concejala de Juventud de Arroyomolinos alquilaba su ático, Ana Millán aseguró ante el juez que el suyo es “un pueblo” y que ella hizo correr la voz entre los funcionarios pero también entre las “empresas” que trabajaban para el ayuntamiento y que fue el propio Roselló el que propuso pagarle más por el derecho a compra que luego nunca ejecutó. 

A esta cuestión se refirió también el empresario Roselló en su declaración como investigado. Admitió que alquiló el piso para uno de sus empleados y que llegó a un acuerdo con la hoy alcaldesa para que el precio del alquiler por derecho a compra ascendiera al importe de la hipoteca que tenía que pagar mensualmente Millán al banco, alrededor de 900 euros. 

El juez también ha citado a este extrabajador de Roselló el 4 de julio después de que la Guardia Civil haya localizado a otros cinco inquilinos del ático y ninguno llegara a pagar una cantidad ni aproximada a los 900 euros que Roselló ingresó a Ana Millán por el alquiler. El juez, por el momento, se limita a indicar en sus autos y providencias el delito de prevaricación administrativa cuando se refiere a Millán. La Guardia Civil citó a la alcaldesa por ese delito y además por los de cohecho, fraude y blanqueo de capitales. Ante los agentes, Millán se negó a declarar.

Fuente: Pedro Águeda / Alberto Pozas en eldiario.es

alcaldesa de ArroyomolinosAna MilláncorruPPcionNeverland Eventos S.LUCO