Guía activista climática de primeros pasos para impulsar el cambio en municipios y barrios

La Guía Municipalista de la Activista Climática, parte 1

La crisis climática es una realidad y nos afecta, no sólo a nivel global, sino a un nivel localísimo. Tan local que podemos sentirlo en nuestras propias carnes dentro de casa, en nuestras calles y ciudades y, desde luego, en nuestro entorno natural: campos, mares, ríos, montañas y naturaleza urbana.

Otra evidencia es que tenemos que actuar: no nos queda más remedio, no es una opción. Y hacerlo, actuar, será unas veces más frustrante y generará más desasosiego o intranquilidad que otras. Es más, podemos facilitar que actuar sea gratificante, esperanzador y que, incluso, genere lazos afectivos que antes de ponernos manos a la obra no teníamos y a los que no querremos renunciar una vez creados – qué tremendas nos ponemos.

Pues una de las muchas formas que hay de actuar, como decíamos, es con otras personas y organizándonos. Y organizarse es participar. Pero no sólo eso, podemos hacerlo construyendo espacios de participación junto a perfiles con los que no habíamos trabajado antes, en una creación colectiva del conocimiento, de los análisis, de las observaciones, de las propuestas y de las acciones.

Por eso, traemos en esta parte de la guía propuestas de participación, de política callejera y municipalista como medicina contra ecoansiedades, dolores y fatalismos. Iniciativas que exploran lo pequeño y lo cercano para reconstruir y reforzar nuestras comunidades inmediatas, para encontrar y aunar los pies, corazones y manos con los que construir y transformar nuestro entorno cotidiano y con los que transitar el cambio.

En este cuadernillo puedes encontrar:

  • En el primer apartado se realiza una introducción a la participación ambiental, tratando definiciones elementales, beneficios y cualidades de la misma.

  • El segundo aborda iniciativas de acción comunitaria y social frente a la emergencia climática que creemos pueden servir de inspiración para poner en marcha otras, ya sean semejantes o diferentes.

  • El tercero comparte claves de participación y comunicación, construidas a partir de las experiencias presentadas en el apartado anterior, que entendemos pueden resultar útiles a la hora de iniciar un proceso de acción social por el clima a nivel local.

  • El cuarto contiene una compilación de información sobre iniciativas y redes de acción social por el clima a nivel nacional e internacional.

  • El quinto ofrece referencias para profundizar más, así como un listado de herramientas, materiales y recursos para trabajar sobre cambio climático en grupo.

barriosEmergencia ClimáticaGuía activista climáticaherramientas