Ermita Santa María la Antigua

La ermita, hoy iglesia, también conocida como Ermita de Nuestra Señora de la Antigua o Ermita del Cementerio de Carabanchel, es un templo católico situado en Carabanchel. Su origen se remonta al siglo XIII y está construida en estilo románicomudéjar, se construyó en el siglo XIV siguiendo el modelo mudéjar rural o popular del que hay varios ejemplos en la Comunidad de Madrid.


Era la iglesia parroquial del antiguo pueblo de Carabanchel Bajo hasta su anexión a Madrid a mediados del siglo XX.
Santa María la Antigua es la iglesia de mayor antigüedad situada dentro de Madrid, concretamente, se ubica en la confluencia de la calle de Monseñor Óscar Romero con el Camino del Cementerio, junto al solar de la desaparecida Cárcel de Carabanchel.
Inicialmente fue puesta bajo la primera advocación de Santa María Magdalena.
El pórtico mudéjar es el más importante de este estilo de toda la provincia de Madrid.

Llama la atención su torre rectangular, muy rara en la arquitectura mudéjar que suele ser cuadrada. La iglesia es de planta rectangular con el ábside semicircular.

A juicio de Pedro Navascués -en un estudio publicado en 1961-, el pórtico es el «ejemplo de mayor importancia del mudejarismo de toda la provincia de Madrid».

El ladrillo empleado para la construcción de la torre es el mismo que se utilizó en la de la iglesia de San Nicolás. Cuando se construyó el cementerio en el siglo XIX, la iglesia pasó a ser la capilla del mismo. El templo está muy transformado por numerosos añadidos.

La ermita se asienta sobre un enclave que estuvo poblado desde tiempos prerromanos.

Los trabajos de restauración llevados a cabo en el templo en el año 1998 han puesto al descubierto restos arqueológicos de origen carpetano y romano, como cerámicas, losas y ánforas.

Está levantada sobre una villa romana de los siglos II y III. Es posible que durante las épocas visigoda y andalusí existiera un templo anterior. Hoy día se está procediendo a la excavación de la zona en busca del pasado Carabanchelero.

A finales del siglo XV su entorno quedó despoblado y fueron fundadas dos nuevas localidades, conocidas como Carabanchel Alto y Carabanchel Bajo (Los Carabancheles), donde se redistribuyeron los habitantes del primitivo núcleo urbano.

Ambas poblaciones fueron dotadas con sus respectivas iglesias, con lo que en el siglo XVI el templo de Santa María Magdalena perdió su rango parroquial y fue convertido en ermita, quedando consagrado a Santa María la Antigua y adscrito a la parroquia de San Sebastián, situada en Carabanchel Bajo.

En 1997 se encontró en su interior un pozo de unos catorce metros de profundidad sobre el que reza una inscripción que dice “Pozo de San Isydro”.

Se cree que es del siglo XI o XII, anterior a la construcción de la iglesia. Este pozo se hallaba oculto en la zona del coro con una construcción anexa a la iglesia, que podría haber servido de vivienda del cuidador del cementerio.

Se dice que podría ser que el famoso milagro del pozo de San Isidro rescatando a su hijo que cayó al mismo se refiera a este pozo y no al que se conserva en el Museo de San Isidro.

El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid publicó en Enero de 2021, la Orden por la que se delimitó el entorno de protección de la ermita de Santa María la Antigua en Carabanchel, declarada BIC en 1981.

En esta web podeis “visitar” la Ermita de Santa María la Antigua por dentro con visión 360º.

Fuente: wikipedia.org

Gentileza de Telemadrid
"Pozo de San Isydro"Ermita Santa María la Antiguarománico-mudéjarSanta María Magdalena