Entrevista a CIEs No Madrid: «Los CIE son el resultado de leyes que criminalizan la pobreza»

¿Qué son exactamente los CIEs y por qué debemos combatir esta realidad presente en el estado español? ¿Consideráis que la población es realmente de esta situación?

Los CIE son el resultado de leyes que criminalizan la pobreza, limitan el derecho de movernos libremente y en ellos se vulneran los derechos humanos.

Se crearon en España en 1985 y según las leyes son establecimientos públicos de carácter no penitenciario, donde se encierra a personas extranjeras por orden judicial y por un periodo no superior a 60 días para efectuar su deportación, por una simple falta administrativa, que consiste en carecer de documentación.

Tenemos que cerrar los CIE porque la falta de opacidad y de transparencia en su funcionamiento es claro, además crean un fuerte impacto psicológico en las personas internas y en ellos no se garantiza el derecho a la salud.

Habéis presentado una denuncia formal al juzgado de control y Defensor del Pueblo acerca de la presunta violación a la integridad física y moral de personas internas en el CIE de Aluche, ¿se respetan los DDHH en los CIEs? ¿Se presta suficiente atención a las denuncias de los internos en estos centros?

Son numerosas las denuncias que hemos efectuado tanto a los Juzgados de Control de los CIE, como al Defensor del Pueblo durante estos últimos años, por presuntas agresiones a los internos y vemos como,  por parte de la dirección del CIE como de la justicia no son estudiadas con la debida rapidez para esclarecer los hechos.  Los internos que denuncian las agresiones, así como los posibles testigos son rápidamente deportados sin que se les tome testimonio  por lo que ha ocurrido.

No podemos olvidar que la gestión de los CIE está en manos de la Policía Nacional y la falta de transparencia en su proceder vulnera los derechos humanos como son, la integridad física, la tutela judicial efectiva, la igualdad ante la ley e incluso el derecho a la vida.  Entre los muros de los CIE han muerto hasta 12 personas y en el año 2012,  en el CIE de Aluche murió Samba Martine, por la deficiente atención médica y humana recibida.

¿Son habituales los episodios racistas en los Centros de Internamiento? 

En nuestras visitas a las personas internas lo que más escuchamos y que quieren que transmitamos a la sociedad son los insultos continuos que reciben por parte de quien les custodia y casi todos esos testimonios  finalizan con la expresión “.nos tratan como animales”   Y no solamente se quejan de insultos y agresiones físicas,  sino de la falta de dignidad y trato por el encierro y falta de derechos.  No podemos olvidar, que los centros de internamiento son cárceles racistas donde la falta de dignidad y derechos es una constante.

¿Cuántas personas puede haber ahora mismo internas en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) en suelo español? 

Actualmente hay 7 CIE es el estado español, en todos ellos hay internos menos en el de Valencia que sigue vacio tras el cierre en mayo del 2020, por las medidas establecidas por la COVID-19.   Los juzgados de control establecieron un número máximo de internos en cada CIE teniendo en cuenta su capacidad, pero consideramos que las medidas sanitarias han sido insuficientes y que no deberían haber sido de nuevo abiertos.  Hemos  podido comprobar que son espacios que no reúnen las condiciones sanitarias necesarias y mucho menos en tiempos de una pandemia y con una atención médica deficitaria.

¿Cómo definiríais la política migratoria del estado español? ¿Consideráis que ha cambiado algo con el actual gobierno?

Las políticas migratorias del estado español siguen criminalizando y excluyendo el derecho de toda persona a vivir dignamente.  La migración es un fenómeno natural que ha existido a lo largo de la historia del ser humano y las políticas de los estados no pueden poner freno a esa realidad.

¿Existe voluntad política para erradicar la realidad de los CIEs?

No existe una voluntad política para cerrar los CIE porque los gobiernos se escudan en leyes supranacionales para justificar su existencia. Los estados creen que cambiar sus leyes para facilitar la movilidad de todas las personas, conllevaría un grave perjuicio para sus ciudadanos en temas relacionados con el dinero y la seguridad.   La realidad es que  las desigualdades en las sociedades son cada vez más visibles  y  está claro que son debidas a los sistemas económicos actuales y no a los movimientos migratorios. Los CIE son una forma de poner fronteras y las fronteras son un negocio asesino en manos de empresas y estados que se lucran.

¿Qué cambios resultarían urgentes de cara a estructurar una política migratoria digna y eficaz?

Es una pregunta difícil y a la vez fácil de contestar, yo diría que no hay cambio político posible sin dignidad y los gobernantes y sus pueblos no son dignos cuando discriminan y criminalizan.

Una política migratoria digna sería la que respeta las migraciones y no se aprovecha descaradamente de los recursos naturales de otros pueblos y luego no quiere asumir sus responsabilidades.  España tiene que derogar las leyes de extranjería que crean injusticias y desigualdades y  que lo único que hacen es vulnerar los derechos a la libertad y a la seguridad personal proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

¿Cómo os explicáis que un pueblo tan acostumbrado a las corrientes migratorias -en ambos sentidos- como el español, siga actuando como un sujeto pasivo ante las injusticias que diariamente se producen en los CIEs o en el Mar Mediterráneo?

No lo sé, creo que se podría resumir con una simple palabra, MIEDO y el miedo lleva al odio.

Fuente: Daniel Seixo en nuevarevolucion.es

#CIESNoCentros de Internamiento de ExtranjerosciesDDHHpobreza