En un hospital de Madrid vacunan a la dirección y los curas, y dejan de inmunizar a más de 2.000 sanitarios

Hace más de tres semanas que el Hospital Clínico San Carlos vacunó irregularmente a 600 personas sin que se exijan responsabilidades

El Hospital Clínico San Carlos de Madrid se ha saltado los protocolos de vacunación contra la covid-19 y ha puesto dosis a 600 personas de forma irregular mientras 1.200 sanitarios de primera línea siguen sin recibir la primera dosis de la vacuna.

Entre los vacunados irregularmente se encontrarían la dirección del centro, cinco sacerdotes del hospital, los trabajadores del servicio de vending, 19 trabajadores de cafetería de la empresa Mediterránea, 177 (del total de 220) del servicio de limpieza de la empresa Garibaldi y 7 vigilantes de seguridad, el gerente del hospital, José Soto, y el director de gestión, Pedro Izquierdo, tal y como recoge Público.

El protocolo de vacunación creado por la Comunidad de Madrid recoge que la etapa de vacunación del grupo 2 corresponde al personal sanitario y todos aquellos trabajadores expuestos al contacto directo con pacientes, por lo que el Clínico habría incumplido la normativa.

«Las vacunas corrían el riesgo de caducar y volverse inútiles»

Como justificación, la dirección del hospital ha alegado que a los extrabajadores jubilados «se les vacuna porque prestan un servicio en el hospital a pacientes como voluntarios», pero es una versión que, tras ser verificada por la Cadena SER, se ha demostrado que es mentira. Además, han asegurado que las vacunas corrían el riesgo de caducar y volverse inútiles.

Cadena SER ha recogido el testimonio de varias personas que aseguran no ser voluntarios ni tener contactos con los pacientes, por lo tanto,  se desmonta la versión de la gerencia del Hospital Clínico y se confirma que se ha saltado el protocolo de vacunación.

El personal en activo critica la descoordinación y el caos que impera en el hospital porque se ha vacunado a antiguos empleados habiendo aún sanitarios que no han recibido su dosis y denuncian esta situación, sobre todo, porque no se han exigido responsabilidades a la dirección por las «vacunas ilegales».

El delegado de la sección del Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS) del Hospital Clínico, Santiago Zarapuz, ha denunciado: «El gerente se ha saltado el protocolo que daba prioridad a vacunar primero a los trabajadores de primera línea. Se ha vacunado a más de 600 personas de forma irregular y ahora no hay vacunas para trabajadores que están en contacto directo con la covid. Otros han dimitido por menos como los directores de los hospitales de Bilbao»

Según los datos conseguidos a través del Comité de Seguridad y Salud, la plantilla del hospital la forman 5.936 trabajadores, incluyendo residentes. 3.078 son considerados de primera línea y 1.135 aún no se han vacunado, es decir, el 36% de los sanitarios de primera línea siguen sin haber recibido ni una dosis.

Hay otros 2.858 trabajadores y 1.258 también están pendientes de ser vacunados, un 44% del total. La vacunación en el caso de los sanitarios es fundamental porque la cuarta parte de los trabajadores han sido contagiados desde el inicio de la pandemia.

Desde el hospital aseguran que, como la vacunación es voluntaria, puede que muchos profesionales aún no hayan solicitado la vacuna.

Santiago Zarapuz lo niega y cita su ejemplo: trabaja en la UCI y fue el 15 de enero a solicitar la vacuna. El 22 de enero se canceló en todo el hospital la administración de la primera dosis, debido a los retrasos con las vacunas más estas irregularidades y ahora se está vacunando con la segunda dosis a las personas que ya recibieron la primera.

Desde el Clínico dicen que hay un 70% de profesionales vacunados, pero desde el sindicato reducen esa cifra a 60% porque aseguran que el hospital entra en el recuento los trabajadores jubilados así como aquellos de contratas externas que no tienen contacto directo con la covid como son los sanitarios de primera línea.

Fuente: Luna Izquierdo en contrainformacion.es

curasHospital Clínico San Carlosinmunizarmatssanitariosvacunas