EMT, medidas poco efectivas para recuperar viajeros: Islazul tendrá un macroaparcamiento y un autobús lanzadera

Ayer 30 de Junio por la mañana el alcalde y el consejero de transportes anunciaron triunfantes una serie de medidas encaminadas a recuperar las cifras de viajeros de la EMT, que pierde terreno al coche tras el parón de la pandemia. Unas medidas que pueden quedar muy bien en un titular, pero que por desgracia poco podrán mejorar el servicio.

El transbús, un billete que ya existe

Empezamos por el transbús, un ‘nuevo’ billete que por 1,80€ permitirá hacer transbordos durante el viaje. Una medida que suena muy bien y que de hecho pedimos en Ecomovilidad varias veces… pero que viene con dos problemas principales:

  • Para empezar, que ya existe: el Bus+Bus es un billete que permite 10 viajes en la EMT con un transbordo. Cuesta 18,30€, más que 10 veces el transbús, así que como no le bajen el precio seguramente caiga en desuso.
  • Para seguir, que es otro billete más que se suma al enorme lío que es nuestro sistema tarifario. No se ha comunicado nada al respecto, pero si es como el Bus+Bus seguramente sea ‘independiente’, por lo que no funcionará para hacer bus+metro, o bus EMT+bus interurbano.

El transbordo en autobús es una medida necesaria, pero debería ser la opción ‘por defecto’ en todo tipo de billetes, tanto sencillos de 1,50€ como el metrobús, y debería ser realmente intermodal: entre líneas de la EMT, pero también en metro, Cercanías y autobuses interurbanos.

Gratuidad de todas las líneas

La otra medida estrella de este ‘paquete’ es que las dos primeras semanas de septiembre todas las líneas (menos la exprés aeropuerto) serán gratuitas entre las 7 y las 9 de la mañana. El transporte público gratuito es una medida que ya hemos criticado en otras ocasiones, porque al principio puede generar un descenso en el uso del coche pero a largo plazo no tiene mayores consecuencias más allá de dejar un sistema en constante déficit. Limitando la gratuidad a solo dos semanas nos aseguramos de ver solo lo bueno, pero ¿qué pasará después? Fácil, que aquellos conductores que se hayan pasado al bus volverán de nuevo al coche. Pero las cifras ya habrán sido artifialmente aumentadas, y se podrá presumir de ser el medio de transporte que más viajeros recupera.

Esta medida cojea principalmente porque, según se ha demostrado una y otra vez, lo que hace que la gente no use el transporte público es el tiempo, no el dinero. Una prueba reciente y de aquí: la Encuesta Domiciliaria de Movilidad de 2018, elaborada por el Consorcio de Transportes, indica que de quienes usan el coche en lugar del transporte público, solo el 2% lo hace porque así ahorra dinero. Por contra, casi la mitad dicen que en transporte público tardarían más o que tendrían mala combinación.

Tres nuevas líneas, más carril bus… y más macroaparcamientos

Aparte de esas dos grandes medidas, se han anunciado algunas más. La más importante, a nuestro juicio, es la creación de tres nuevas líneas de autobús. No se han dado detalles, pero sabemos que habrá una lanzadera de Plaza Elíptica a Islazul, una línea transversal por los PAU del norte de la ciudad, y un BHSL (bus high service level, ‘autobús de alto nivel de servicio’) en Valdebebas.

También se construirán 15km de carril bus, que aunque no se ha especificado dónde, siempre es una buena noticia. Eso sí, siempre que se usen las típicas altas de tiburón, que nos conocemos.

Para finalizar, y por supuesto, no podían faltar los macroaparcamientos. A los de Fuente de la Mora y Pitis se sumarán otros en Aviación Española e Islazul. ¿Coincidencia que justo con la creación de una zona de bajas emisiones en Plaza Elíptica se construya un macroaparcamiento en Islazul y se ponga una lanzadera entre ambos puntos? Pues… eso se lo dejo al lector.

Fuente: Mateo Corral en ecomovilidad.net

autobusesEMTislazullanzaderamacroaparcamientoplaza elipticatransbus