necesitamos tu ayuda para poder traerte todos los dias la actualidad del barrio y sus alrededores...

El triste récord de Madrid

A estas alturas ya contamos con datos oficiales para comparar la incidencia y las consecuencias de la pandemia en los países de la Unión Europea. España no sale bien. Y Madrid tiene el triste récord de ser la región de la UE que sufrió un mayor exceso de mortalidad en 2020. 

Durante los primeros meses de la pandemia, hubo mucha confusión sobre las tasas de incidencia y mortalidad de la covid-19. ¿Recuerdan las discusiones sobre cómo se contaban las víctimas mortales del virus en distintos países? Algunos decían que en España éramos demasiado honrados y transparentes, que los franceses y los alemanes contabilizaban mal los muertos, en fin, excusas de un país con un orgullo herido. Ahora empezamos a tener un mínimo de perspectiva temporal con la que evaluar los datos rigurosamente. 

El Comité Europeo de las Regiones, en su último EU annual regional and local barometer (2021), incluye un análisis exhaustivo sobre el impacto de la pandemia. Mediante el cálculo del exceso de mortalidad en 2020 con respecto a la media de 2016-2019 (una medida que prescinde de las peculiaridades nacionales en la contabilización de fallecidos por covid), puede verse en este gráfico cómo el exceso de mortalidad se concentra especialmente en la región central de España y en el norte de Italia. 

Exceso de mortalidad en 2020, % de variación en comparación con la media de 2016-2019. (Fuente: Eurostat)

Entre las diez regiones europeas con mayor exceso de mortalidad en 2020, figuran cuatro españolas. Y en la cabeza de Europa se sitúa Madrid, seguida de cerca por Lombardía. En CTXT ya explicamos en su día las razones de la anomalía lombarda, centrada en el polo industrial de Bérgamo. 

Regiones europeas con la mayor proporción (%) de exceso de mortalidad en 2020. (Fuente: Eurostat)

Las autoridades madrileñas han jugado cuanto han podido a ocultar estos datos. Ahora deben dar una explicación a la ciudadanía. Tienen sobre sus espaldas una gestión errática e irresponsable. Madrid era la comunidad autónoma que informaba con mayor retraso y con mayores irregularidades sobre la evolución de la pandemia. Los datos, sin embargo, son inapelables. No los va a tapar el Zendal, ni la propaganda de la CAM, ni el silencio cómplice de los medios de la derecha. A la luz de esta información oficial, el discurso de la “libertad” de la presidenta Ayuso ya no parece una ocurrencia más o menos castiza, sino un sarcasmo un tanto siniestro.

Por supuesto, una parte de la tragedia de Madrid se debe a características estructurales de la región (alta densidad, alta conectividad con otras poblaciones, mala calidad del aire), pero otras grandes urbes europeas tienen características semejantes y no han registrado una mortalidad tan alta como la de Madrid. Súmese a eso el desastre en la gestión de la presidenta madrileña de las residencias de ancianos, que provocó la muerte de miles de personas sin posibilidad de recibir atención médica en los hospitales. 

En países gobernados por políticos bufonescos (Trump en Estados Unidos, Johnson en Reino Unido, Bolsonaro en Brasil), la gestión de la pandemia ha sido mala. A escala regional, Ayuso se ha hecho un sitio en esa lista por méritos propios. La ciudadanía madrileña debería tomar nota de los inaceptables datos de su región, después de refrendar esta pésima gestión en las urnas el pasado mes de mayo. La presidenta Díaz Ayuso debería, por una vez, tomarse la realidad en serio. Y los fiscales deberían tomar nota de estos nuevos datos, e investigar a fondo los agujeros negros provocados por unas políticas crueles, opacas y dolosas. 

Fuente: ctxt.es

Foto Portada: AP Photo/Emilio Morenatti en eldiario.es

Comunidad de Madridcovid-19fallecimientospandemia