El temor a que Almeida pierda la Alcaldía de Madrid se extiende por el PP

Las encuestas pronostican un escenario muy ajustado en el Ayuntamiento de la capital, lo que ha encendido todas las alarmas en el equipo de Feijóo y Ayuso ante el 28M

El PP teme perder Madrid el 28M. El Ayuntamiento de la capital, que hasta 2015 fue un bastión de mayorías absolutas para los populares, vuelve a estar ahora en riesgo, según las últimas encuestas. Todos los sondeos reflejan un empate técnico entre bloques que podría volver llevar a Almeida a la oposición. Una hipótesis que aún parece difícil –por la fortaleza de Isabel Díaz Ayuso en la región–, pero que ha provocado ya cierto miedo en la dirección de Alberto Núñez Feijóo.

Tras décadas de mayorías indiscutibles, en 2015, la candidatura de unidad popular encabezada por Manuela Carmena dio la sorpresa durante la noche electoral y Ahora Madrid pudo hacerse con el gobierno municipal gracias al apoyo del PSOE. Aquel hito de la izquierda madrileña supuso un punto de inflexión en este feudo que siempre sonreía al PP. Y aunque en 2019 la formación conservadora logró hacerse de nuevo con el bastón de mando de la capital, lo hizo por la mínima y tras perder las elecciones; José Luis Martínez-Almeida gobernó, a pesar de ser menos votado que Manuela Carmena, gracias al apoyo de Ciudadanos y Vox.

Cuatro años después, y a escasos días de que los madrileños vuelvan a las urnas, el escenario ajustado en la Alcaldía de Madrid lo ratificaba este jueves también el macrosondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que refleja que todo está en el aire en la capital. Según la encuesta, la lista de Almeida tendría más apoyos –principalmente por la absorción del voto de Ciudadanos–, pero no está claro que en esta ocasión pueda sumar con el resto de la derecha, esencialmente con Vox. El CIS también pronostica que la izquierda, con Más Madrid a la cabeza, podría sumar mayoría absoluta. Y que la incógnita fundamental está en qué ocurra con la candidatura de Podemos-IU-Alianza Verde que lidera Roberto Sotomayor, a la que la encuesta otorga una estimación de voto del 4,5% –la barrera de entrada es el 5%–. Si logra hacerse con varios concejales en el Ayuntamiento, el PP podría perder la Alcaldía.

El propio Almeida no ocultaba este jueves su preocupación durante el mitin de arranque de campaña. “El 28 de mayo o triunfa la sucursal Frankenstein de Más Madrid y PSOE o triunfa el PP”, decía el aún alcalde de Madrid. “Hace cuatro años las cosas estaban más difíciles, cuatro años después ya cuentan con nosotros, somos el mejor ticket electoral”, le decía Almeida a Ayuso, a la vez que acusaba al presidente del CIS, José Félix Tezanos, de manipular los resultados para perjudicarles. El alcalde trataba con ese plural de compararse con la presidenta regional, para la que la encuesta pronostica una holgada victoria, rozando la mayoría absoluta.

“Perder la capital sería un gran fracaso”, dice un dirigente del PP. “No queremos pensar en ese escenario porque sería catastrófico”, sostiene otro. Por eso en el PP han decidido poner toda la carne en el asador para arropar a Almeida, un candidato al que la dirección del PP tardó en confirmar como cabeza de cartel a revalidar el Ayuntamiento de Madrid. La candidatura de Almeida estuvo semanas en el aire y el alcalde se dedicó a ir por los medios de comunicación para pedir disculpas públicamente a Ayuso por haber estado del lado de la anterior dirección de Pablo Casado en su guerra con la presidenta regional. “En aquel momento me pidieron que diera un paso adelante, y lo di. Me equivoqué”, dijo el regidor en una entrevista en esRadio. “Yo defendía un modelo de partido, que era el de la tercera vía; yo desde un año antes defendía un modelo de organización, y debí dejar de defenderlo cuando vi por dónde iban las cosas”, insistió.

La configuración de la lista al Ayuntamiento de Madrid ha dejado claro hasta qué punto Almeida está fuera del marco de las decisiones en el PP de Madrid, que ahora es enteramente de Ayuso. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha impuesto en las listas del alcalde hasta a tres consejeros de su Gobierno: una con la que comparte total afinidad, Marta Rivera de la Cruz –a la que ha colocado de número tres de la lista– y otros dos a los que destierra a la política local por haber estado en su momento del lado de Casado.

Moreno y Rajoy para reforzar la capital

En la dirección del partido de Núñez Feijóo ya no ocultan que hay un temor a perder esta plaza en las elecciones del 28M y por eso han decidido redoblar la presencia de dirigentes regionales y nacionales en la campaña para arropar a Almeida. Hace solo unos días, era el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, quien lo presentaba en un desayuno informativo. También el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, participó recientemente en un acto de la precampaña en el distrito de Moncloa-Aravaca junto al alcalde y ahora candidato del PP.

Almeida suma varias decisiones polémicas en su gestión que podrían estar en la causa de este escenario electoral, consideran desde la formación conservadora. Una de ellas es la gestión de Bicimad, que ha logrado llevar al desastre con el nuevo modelo que el Gobierno municipal puso en marcha en marzo, tres meses antes de los comicios, y que tenía como medida electoralista la gratuidad del servicio hasta julio. El nuevo Bicimad acabó siendo sin embargo un fiasco, con fallos en el sistema y pérdida de miles de bicis.

Otro de los temas controvertidos es la tala de árboles. Madrid ha perdido 78.616 árboles maduros en sus calles y parques durante el mandato de Almeida, la quinta parte. Aunque Filomena está detrás de la pérdida de un tercio de esos ejemplares, decisiones como la tala masiva en los parques afectados por la ampliación de la línea 11 de Metro, que ejecuta la Comunidad de Madrid pero que cuenta con el visto bueno municipal, llevaron a los vecinos a protestar en masa contra el Ayuntamiento. Finalmente, la vuelta a los números rojos en las cuentas municipales ha hecho saltar las alarmas sobre la gestión económica del alcalde.

“La imagen de Almeida ha estado oscilando durante toda la legislatura, pasó de ser el alcalde de España a estar muy cuestionada su figura, sobre todo cuando trata de imitar a Ayuso en su estilo de confrontación que es único de ella”, dice un compañero de partido, que se acuerda también del “error” que supuso convertirse en portavoz nacional del PP con Pablo Casado. “Perdió toda su imagen de moderado y ahora está en horas bajas”, añade. En el PP sin embargo confían en que el empuje de la presidenta regional les permita mantener la capital. La mirada está puesta en ese 5% de barrera de entrada y en si Podemos logra traspasarla. “Parece que ahí estará la clave”, dicen desde el PP.

Fuente: Fátima Caballero en eldiario.es

Foto: Almeida, Feijóo y Ayuso | Eduardo Parra

.
Almeida DimisiónarbolesAyuso a prisiónBiciMadencuestasfakes feijooperder la alcaldia