El Servicio de Convivencia de Carabanchel nos dice, Adios!

Adios!

En Carabanchel cerramos nuestras puertas, dentro del barrio se quedan todos los bonitos recuerdos y las bonitas personas con las que hemos compartido. Pero siempre recordaremos este lazo vecinal que nos une y que nos da motivo para compartir y convivir en este trozo de la ciudad donde abunda la solidaridad y las iniciativas comunitarias. El Servicio de Convivencia se acaba aquí.

Nos vamos con la convicción de que los vínculos vecinales son lo que en realidad importan para hacer cambios en nuestra ciudad. Que lo vital es la unión, el diálogo y una actitud curiosa frente al otro vecino/a cargada de empatía; para hacer de nuestros hogares y de nuestros espacios colectivos un lugar digno y grato para vivir el día a día.

Este año difícil ha sido un gran obstáculo para nuestra intervención, como lo ha sido en todo orden de cosas y esferas de la vida cotidiana de nuestras vecinas y vecinos. Pero hemos sacado adelante algunas iniciativas que han enriquecido enormemente la solidaridad y el buen hacer en el vecindario en medio de una pandemia.

El Servicio lleva trabajando en Carabanchel desde el comienzo, desde que era el Servicio de Dinamización de Espacios Públicos. Han pasado profesionales diferentes por varios barrios del distrito (San Isidro, Opañel, Abrantes, Vista Alegre…), siempre con la misma ilusión y con la misma motivación para promover todo tipo de actividades que favorecieran la convivencia intercultural. El Servicio se va, pero queremos pensar que nuestra aportación colectiva a la tarea de hacer de este un distrito mejor, menos feo, más alegre y solidario, ha merecido la pena. Han sido innumerables las iniciativas que se han desarrollado, desde campañas de deporte inclusivo a apoyo logístico a diversas entidades, grupos y asociaciones. Sí que nos gustaría destacar alguna de ellas por su especial importancia. La plataforma Amor de Barrio en Alto de San Isidro, Cuidando el Pan Ben, el apoyo a la creación de la Asociación La Higuera y El Almendro en Opañel, junto con las fiestas populares resignificadas 20 años después y recuperadas por el vecindario. Como no, el proceso de Desmontando Tópicos Racistas que ha involucrado a tanta gente, en especial al IES Renacimiento, que se volcó con la inicitativa.

Hay mil experiencias más que no podemos resumir en este post, pero a todo el mundo, gracias. De corazón. Hemos crecido y mejorado, aprendido y disfrutado. Todo por y para el Distrito que más gente tiene, y por lo tanto, incluso por probabilidad, más buena gente tiene de todo Madrid.

Fuente: serviciodeconvivencia.es/

Gracias Servicio de Convivencia, desde Carabanchel.net os mandamos un abrazo y un hasta siempre…

Servicio de ConvivenciaServicio de Dinamización de Espacios Públicossolidaridad