El Gobierno facilitará la incorporación de migrantes al mercado laboral

El Gobierno favorecerá la incorporación al mercado laboral de las personas extranjeras que se encuentran en España, reforzará las vías de migración regular y mejorará el sistema de gestión. Esas son las claves del Real Decreto aprobado este martes en el Consejo de Ministros con el que se reforma el reglamento de la Ley de Extranjería. El Ejecutivo admite que el modelo migratorio español y sus procedimientos son «en muchos casos lentos e inadecuados, lo que genera periodos prolongados de irregularidad, con altos costes sociales y económicos». El real decreto cuenta, además, con el aval del Consejo de Estado, que considera que contribuirá a mejorar la situación jurídica de muchos migrantes y a luchar contra la economía sumergida.

Las modificaciones favorecen la permanencia de los y las estudiantes, con el objetivo de incrementar sus posibilidades de trabajar y atraer con ello talento internacional. En este ámbito, se permite que el alumnado compagine trabajo y formación, siempre que sean compatibles con los estudios realizados y no superen las 30 horas semanales, y se eliminan las restricciones a la incorporación de los estudiantes al mercado laboral tras la finalización de los estudios (hasta ahora era necesaria una estancia de tres años en España para poder obtener un permiso de trabajo).

Por otra parte, se actualizan las figuras de arraigo y de reagrupación familiar. En el caso del arraigo laboral, se limita la figura preexistente para personas que se encuentran en situación irregular, pero han realizado una actividad laboral en situación regular durante los dos últimos años y se crea una nueva modalidad de autorización que fomenta la figura del confidente y la lucha contra la economía sumergida, mediante la acreditación de seis meses de trabajo irregular. En cuanto al arraigo social, el contrato que se presente para solicitar la autorización no se valorará por su duración, sino por su adecuación al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Además, este podrá ser inferior de mínimo 20 horas en los casos que se acredite menores a cargo, y la reforma también flexibiliza la posibilidad de presentar varios contratos.

En cuanto a la reagrupación familiar, la reforma crea un régimen propio del familiar del ciudadano español que desea mantener en España su unidad familiar, y también se flexibilizan los requisitos de reagrupación familiar cuando afectan a menores extranjeros, a personas con discapacidad o en situaciones de vulnerabilidad.

En tercer lugar, la reforma incluye una nueva figura de arraigo por formación, que concede una autorización de residencia por un periodo de 12 meses a los extranjeros que han permanecido en España de forma continuada durante un periodo mínimo de dos años si se comprometen a realizar una formación reglada para el empleo. La figura, inspirada en el duldung alemán, puede ser prorrogada por otros 12 meses.

Mejoras en la migración regular y en la gestión

En cuanto a las medidas de refuerzo de la migración regular, la normativa incorpora tres grandes novedades. En primer lugar, una racionalización de los requisitos exigidos para los trabajadores autónomos procedentes de terceros países; en segundo lugar, una mejora de los trámites de contratación en origen mediante la incorporarán automática al Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura de aquellas ocupaciones pertenecientes a los sectores económicos que se determinen por acuerdo de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos a propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y una reducción de plazos.

La normativa, según explica el Gobierno, también mejora el modelo de migración circular, al dotar de mayor estabilidad a trabajadores y empresas y reducir las cargas administrativas. En este sentido, las autorizaciones serán plurianuales y habilitarán a trabajar nueve meses al año durante cuatro años. Este modelo podrá ser utilizado por cualquier sector en el que exista déficit de trabajadores.

Por último, el real decreto también incorpora mejoras en la gestión administrativa mediante la reducción de cargas y la creación de la Unidad de Tramitación de Expedientes de Extranjería (UTEX), de forma que se agilicen los trámites, se avance hacia la ventanilla única y se homogeneice la aplicación de la normativa de extranjería en todos los territorios. Además, la reforma también introduce mejoras en la tramitación en las Oficinas Consulares.

Esta reforma del reglamento de la Ley Orgánica de Extranjería profundiza en la aprobada en otoño de 2021 para favorecer la inclusión de los menores no acompañados y jóvenes extutelados, que ha beneficiado a más de 10.000 personas en poco más de seis meses en vigor.

Fuente: lamarea.com
Foto: Jóvenes migrantes acuden a un taller de empleo | ASOCIACIÓN MARROQUÍ

arraigo por formaciónmercado laboralmigrantesUTEX