El fondo buitre al que la Comunidad de Madrid vendió 3.000 pisos sociales urge a Ayuso a que recupere las viviendas

La justicia ha confirmado en varias ocasiones la nulidad de la operación. “Eso no depende de nosotros ni tenemos información al respecto”, aseguran fuentes de la Consejería autonómica de Vivienda sobre la ejecución de la reversión de la venta.

Encasa Cibeles urge a la Comunidad de Madrid a que recupere las viviendas que el Gobierno autonómico le vendió en 2013, en una operación que fue anulada posteriormente por los tribunales. El fondo buitre, participado por Goldman Sachs y Azora, ha enviado un comunicado este jueves en el que emplaza al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso a que reciba ante notario los 1.700 inmuebles que aún gestiona la compañía privada.

La justicia ha confirmado en varias ocasiones la nulidad de la operación que ejecutó en 2013 el Gobierno de Ignacio González (PP), por la que se vendió 2.935 viviendas sociales al fondo buitre, y ha instado a la Comunidad a que recupere las viviendas hasta ahora propiedad de Azora. El juzgado de lo contencioso administrativo número 29 llegó a advertir en febrero al fondo de que debía abstenerse “de cualquier actuación tendente a la enajenación de cualquiera de dichos inmuebles” hasta que la Comunidad no se hiciese cargo de las viviendas.

Fuentes oficiales de la Consejería autonómica de Vivienda, dirigida por David Pérez, aseguran que “hasta la fecha” están “cumpliendo escrupulosamente” lo que les solicita el juzgado, “que es solucionar el caso” del demandante. Con esta afirmación obvian que el juzgado contencioso administrativo ya alertó en febrero que la anulación no solo abarca al denunciante, sino a todas las viviendas afectadas por la venta.

“Lo de ir ante notario no está contemplado en el auto emitido por el juzgado 29 y por tanto es una mera consideración que hacen”, indican fuentes de la Consejería, que añaden que ya han notificado “a los registradores de fincas que comuniquen a su vez a los inquilinos de las viviendas que hay una sentencia que indica que hay que revertir la operación”.

Preguntados sobre cuándo van a ejecutar la reversión, estas mismas fuentes aseguran: “Eso no depende de nosotros ni tenemos información al respecto. Hemos hecho lo que nos ha pedido el juzgado”. “Tendrá que ser el juzgado quien pregunte a los registradores si se ha llevado ya a cabo la notificación a las partes”, añaden.

Encasa Cibeles asegura que “ha requerido a la AVS [Agencia de la Vivienda Social]”, mediante “conducto notarial”, a que “cumpla las distintas resoluciones judiciales que le obligan a recibir dichas viviendas y fija la fecha de entrega el 29 de septiembre de 2021”. Ante “la negativa” de la Comunidad —continúan exponiendo— no les ha quedado “otra alternativa” que la de presentar “una demanda civil contra la AVS para resolver la cuestión cuanto antes”, la denuncia se inició “en octubre”.

“Sin perjuicio de ello, las decisiones judiciales que anulan la adjudicación son firmes y la Comunidad de Madrid debe darles cumplimiento. Con ese objetivo, Encasa Cibeles ha enviado numerosas comunicaciones a la AVS (incluyendo doce cartas formales) pidiendo que cumpla con el mandato de las distintas sentencias, sin conseguir su objetivo”, continúan detallando.

El fondo considera que solo se tendrían que devolver a la Comunidad las viviendas que continúan a su nombre (1.721) y no las que se han vendido a terceros. Por lo tanto, “para facilitar la transición ordenada de los inmuebles” emplaza al Gobierno de Ayuso a que “acuda a un encuentro previo en la misma notaría a finales del mes de junio” para acordar un “plan de transición diseñado por Encasa Cibeles para la entrega de los inmuebles”.

Fuente: Laura Galaup en eldiario.es

AyusoAzoraEncasa Cibelesfondos buitreGoldman Sachsviviendas públicasviviendas sociales