Dos activistas de Futuro Vegetal tiñen de rojo el Cortylandia para denunciar el consumismo

Los activistas han denunciado que El Corte Inglés explota a sus trabajadores y comercializa marcas que colapsan el planeta con una acción en la que han encendido bengalas de humo de colores y han arrojado pintura roja sobre la entrada del edificio

Dos activistas del colectivo ecologista Futuro Vegetal han realizado una acción de protesta esta mañana en Cortylandia, el centro de El Corte Inglés ubicado en las inmediaciones de la Plaza del Sol, para denunciar que este centro comercial vende marcas “que colapsan el planeta”. “El Corte Inglés está jugando con nuestras vidas”, ha afirmado uno de los activistas durante la acción, que ha comenzado poco antes de las 10h. 

Al grito de “¿Qué queremos? Justicia climática”, los dos activistas han echado pintura roja en la entrada de Cortylandia y han encendido bengalas de humo de color rojo y negro, a la vez que mostraban dos artículos de prensa en los que se expone el manifiesto firmado por más de 11.000 científicos de 153 países que alerta del “sufrimiento indecible” que está por llegar si no se actúa inmediatamente y que, aboliendo la ganadería, se habría realizado la mitad del camino para evitar las catástrofes del cambio climático. 

“Pintamos Cortylandia de rojo y negro usando extintores para protestar contra el modelo agroalimentario que es responsable directamente de la emergencia climática actual”, explican desde el colectivo

“Pintamos Cortylandia de rojo y negro usando extintores para protestar contra el modelo agroalimentario que es responsable directamente de la emergencia climática actual”, explican desde el colectivo, desde donde denuncian que estas empresas también “explotan a sus trabajadoras”, “promueven el consumo de productos basados en petróleo” y “expolian los recursos en regiones empobrecidas. 

“Promocionan un modelo de consumo insostenible, tanto de carne como de otros productos que tienen un gran impacto en la crisis climática; lo hacen mostrando una imagen familiar y amable, a pesar de que sin cambios en el sistema agroalimentario veremos a nuestras familiares sufrir las consecuencias de la crisis climática”, continúan desde Futuro Vegetal.

Tras media hora aproximada, han dejado en libertad a los dos activistas, para los que presentará propuestas de sanción por daños a la propiedad privada y desobediencia en el marco de la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada en 2015, conocida como Ley Mordaza

El personal de El Corte Inglés ha llamado a la Policía, que a las 10h ha hecho presencia en el lugar, primero con una furgonas a la que han seguido tres furgonas más. Los agentes de la Policía Nacional han retenido y pedido la documentación a los dos activistas y a la media docena de periodistas y cámaras que han acudido a cubrir la protesta. Tras media hora aproximada, han dejado en libertad a los dos activistas, para los que presentará propuestas de sanción por daños a la propiedad privada y desobediencia en el marco de la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada en 2015, conocida como Ley Mordaza.

El colectivo Futuro Vegetal ya protagonizó a principios de noviembre una protesta en el museo de El Prado en la que dos activistas se pegaron a los marcos de los cuadros de Las Majas. La protesta de entonces acabó con las dos activistas detenidas, además de dos periodistas que fueron a cubrir la protesta para El Salto. La Fiscalía les acusa, tanto a las activistas como a las periodistas, de daños contra el patrimonio.  Una semana después de la protesta en El Prado, activistas del mismo colectivo realizaron otra acción en Barcelona consistente en manchar la vitrina de una momia faraónica en el Museo Egipcio.

Fuente: Ter García en elsaltodiario.com
Foto: Protesta de Futuro Vegetal en el Cortylandia | Miguel Ángel Bauset

.
activistasconsumismoCortylandiael corte inglesFuturo Vegetal