Dónde están el personal sanitario y los refuerzos?: Todos los jueves, a las 18:30h contra el cierre del centro de salud de Abrantes

Todos los jueves, a las 18:30h., en Avenida de Abrantes 55.

La presidenta Ayuso abandona a su suerte a miles de vecinos y vecinas, y sigue quitando recursos a la sanidad pública que tanto nos cuesta defender. Con sólo dos médicos de familia por la mañana y un/una pediatra por la tarde, el centro de salud Abrantes tiene que seguir cuidando de la salud de nuestros vecinos a la par que no puede atender a las llamadas ni darles cita.

Estos días la clase obrera madrileña y la sanidad pública han sufrido una nueva humillación de parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y también de todo el gobierno autonómico. Hemos presenciado cómo han inaugurado un nuevo hospital a las afueras de la ciudad para «ayudar» a controlar los efectos de la pandemia en nuestra región, habiendo costado el doble de lo prometido y sin cumplir el número de camas y UCIs que el propio gobierno autonómico prometió poner en un intento de limpiar su imagen y verse como el salvador.

Y es que esto es una humillación para todo el vecindario, no sólo de Carabanchel, sino de todas las ciudades y barrios obreros de Madrid que tienen que ver cómo la sanidad pública madrileña es desvalijada y destruida poco a poco en favor de unos servicios privados que nadie puede costearse. Se trata de un problema que hemos sufrido durante más de una década y que cada año va a peor.

La presidenta Ayuso abandona a su suerte a miles de vecinos y vecinas, y sigue quitando recursos a la sanidad pública que tanto nos cuesta defender. Con sólo dos médicos de familia por la mañana y un/una pediatra por la tarde, el centro de salud Abrantes tiene que seguir cuidando de la salud de nuestros vecinos a la par que no puede atender a las llamadas ni darles cita.

Estos días la clase obrera madrileña y la sanidad pública han sufrido una nueva humillación de parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y también de todo el gobierno autonómico. Hemos presenciado cómo han inaugurado un nuevo hospital a las afueras de la ciudad para «ayudar» a controlar los efectos de la pandemia en nuestra región, habiendo costado el doble de lo prometido y sin cumplir el número de camas y UCIs que el propio gobierno autonómico prometió poner en un intento de limpiar su imagen y verse como el salvador.

Y es que esto es una humillación para todo el vecindario, no sólo de Carabanchel, sino de todas las ciudades y barrios obreros de Madrid que tienen que ver cómo la sanidad pública madrileña es desvalijada y destruida poco a poco en favor de unos servicios privados que nadie puede costearse. Se trata de un problema que hemos sufrido durante más de una década y que cada año va a peor.

Fuente: asambleadecarabanchel.org

@CSAbrantesAbrantesCentro de Salud de Abrantesmanifestacionpersonal insuficientepersonal sanitariorefuerzossanitarios necesarios