Carta de una sanitaria indignada

¡CON NUESTRA COMPLICIDAD… NO!

Harta es poco… estoy indignada, enfadada, decepcionada, triste, decidida….

Indignada con el robo manifiesto de mi plaza ganada por oposición tras 21 años y medio de interina en la Sanidad Pública Madrileña sin excusa alguna, por la puerta de atrás, por imposición de unos politicastros sin ningún escrúpulo ni vergüenza, que han decidido que las Urgencias Extrahospitalarias que dan cobertura a la población madrileña se conviertan en una caricatura, abriendo 29 dispositivos sin los equipos sanitarios completos que la población necesita tanto y por los que lleva casi tres años luchando en sus barrios y municipios.

Enfadada con unos sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad que han consentido que esta tropelía se lleve a cabo sin siquiera levantarse de la mesa, dedicándose sólo a reconvenir tímidamente a unas autoridades que nos roban la Sanidad Pública a todos los madrileños, y nuestros puestos de trabajo al servicio de estos ciudadanos.

Decepcionada con unos colegios profesionales que deberían velar por sus colegiados y defenderlos del maltrato reiterado que estamos sufriendo… y se ponen de perfil… o lo que es peor, se posicionan descaradamente a favor de las tesis políticas de quienes nos maltratan sin piedad de todas las formas posibles, por quién sabe qué intenciones subterráneas de medrar políticamente.

Indignada con el robo manifiesto de mi plaza ganada por oposición tras 21 años y medio de interina en la Sanidad Pública Madrileña

Triste por un futuro tan negro para los ciudadanos de a pie, como el que se está dibujando con cada paso, con cada imposición, con cada desprecio en las palabras de nuestros gobernantes, con cada comportamiento y mensaje lleno de soberbia de quien tiene el mandato de las urnas en la Comunidad de Madrid hoy en día y desde hace tantos años. Pero daría igual quien nos gobernase, cualquier partido político que consienta, mantenga o diseñe actuaciones semejantes a las que están aconteciendo en estos últimos tiempos, me tendrá… nos tendrá enfrente a los profesionales y a la población madrileña, que nunca se les olvide.

Decidida a pelear junto a la población hasta la extenuación por mantener un derecho a una Sanidad Pública, Universal y de Calidad, que merecemos y pagamos… todos los madrileños.

Harta de ver cómo se manipula la verdad con intereses ocultos, pero claramente dirigidos a destruir lo que nos ha permitido crecer como sociedad y convertirnos en un país moderno y democrático (Democracia significa el gobierno del pueblo… señores políticos)

Ya nadie habla de las Urgencias Extrahospitalarias, parece que estuviese todo solucionado y funcionando sin problemas con el acuerdo de los sindicatos (si no fuese tan grande la mentira, causaría risa), no se negocia nada, no se consensua nada, todo se impone, se impide el control democrático de la gestión pública, capando la operatividad de las mesas sindicales que deben controlar la legalidad de todo lo que se hace en ese ámbito… vivimos una falacia, nadie controla a los políticos salvo ellos mismos y no muy bien la verdad para el interés común.

Decidida a pelear junto a la población hasta la extenuación por mantener un derecho a una Sanidad Pública, Universal y de Calidad, que merecemos y pagamos

No cambian nada más que el nombre de un servicio que funcionaba a la perfección (con sus defectos seguramente mejorables) para así desproveer a los profesionales sanitarios de sus derechos legítimamente ganados tras muchos años de padecer temporalidad, en una oposición durísima, compitiendo con miles de compañeros para tener un poco de estabilidad para nosotros y nuestros pacientes. Tener profesionales comprometidos, estables, conocidos y confiables en el primer escalón de la sanidad ha demostrado ampliamente mejorar la calidad de vida y la supervivencia de la población, los políticos aún no han demostrado nada de todo eso. No han aprendido nada de lo recientemente sufrido por todos…

El primer requisito para poder hacer esto que están haciendo sería justificar que un servicio (que funciona y es esencial como ellos mismos reconocen poniendo unos mínimos del 100% cuando estamos en huelga para reclamar calidad para nuestros pacientes), hay que cerrarlo porque o bien no funciona (falso), o bien cambia de función (falso), o bien cambia de ubicación (falso)… o no se puede prestar (falso de toda falsedad).

Tener profesionales comprometidos, estables, conocidos y confiables en el primer escalón de la sanidad ha demostrado ampliamente mejorar la calidad de vida

Jóvenes , no preparéis oposiciones, no sirven de nada cuando un politicastro sin visión de futuro decida que os puede quitar lo que es vuestro, haciendo competir a profesionales fijos por las mismas plazas que ya ocupan otros profesionales fijos, porque sí, porque ha parido una estrategia que le facilita conseguir lo que siempre ha deseado,destruir los servicios públicos que garantizan la equidad en cuestiones esenciales que afectan a la vida, para todos aquellos que de otro modo no pueden permitirse acceder a ellos… y con el único interés de ganar dinero para ellos o para sus amigos, utilizando el dinero que todos pagamos cada año con nuestros impuestos para tenerlos asegurados… el dinero público, es para los servicios públicos, no para conciertos público-privados…

Ya nada será como fue, vuestros hijos no podrán acceder a estudios superiores si no tenéis dinero para pagárselos (si mi padre taxista levantara la cabeza, siendo de derechas como era estaría tan indignado como su hija, su esfuerzo por mejorar su vida y la de sus hijos a través del trabajo duro y digno no habría servido para nada), no podrán tener una vida larga y saludable porque no habrá una Sanidad Pública a la que todos podamos acceder en igualdad de condiciones sea cual sea nuestra procedencia social.

Vuestros padres hoy, y vosotros el día de mañana, no podréis tener unos cuidados de calidad, ni podréis acceder a prótesis de cadera, de rodilla, válvulas cardiacas o cerebrales, tratamientos para el cáncer, máquinas que os permitan respirar de noche para no morir por una apnea del sueño, marcapasos o desfibriladores internos que os salvarían la vida cuando el corazón fallase, los niños prematuros de familias humildes no podrán sobrevivir con garantía de calidad, los amputados no podrían tener sus prótesis para seguir siendo útiles para la sociedad y así un largo etcétera…

A todos esos empleados públicos con vocación de servicio, mal pagados por los recortes presupuestarios, dejará de compensarles el esfuerzo de conseguir una estabilidad laboral

Y a todos esos empleados públicos con vocación de servicio, mal pagados por los recortes presupuestarios y el maltrato institucional, dejará de compensarles el esfuerzo de conseguir una estabilidad laboral, la vocación de servicio se convertirá en un hazmerreir… y no habrá más que mercenarios, que sin interés verídico por los ciudadanos, no pondrán ningún celo en hacer que los Derechos Sociales sean para todos, no sólo para unos pocos a los que no les hacen falta porque pueden pagárselos de su bolsillo, ¿con que excusa nos cobrarán impuestos si no conseguiremos ningún bienestar con ellos?…

Lo que se busca es el abandono de los que estamos porque somos más caros que los mercenarios (sobre el papel) porque tenemos trienios y carrera profesional y que no se les olvide…. experiencia y saber hacer, para poder decir que no se pueden prestar los servicios (en ese momento será verdad), para entregárselos a esas empresas privadas que están ya esperando como agua de mayo el resultado de estas ilegalidades, mientras nuestras autoridades se dedican a inaugurar clínicas privadas de urgencias 24 horas (qué casualidad).

Porque… si, es ilegal quitarle a un empleado publico fijo su puesto de trabajo sin justificación, es ilegal hacerlo con nocturnidad y alevosía, es ilegal maltratar a los empleados cambiándoles sus planillas de trabajo a capricho sin justificación (ese maltrato es un delito, que yo sepa en cualquier empresa, cuanto más en las empresas públicas), es ilegal utilizar el dinero público de manera semejante, la Justicia a la que ya estamos recurriendo (salvo que les hagan el caldo gordo también ellos) no podrá por menos que darnos la razón, pero tardará tanto que cuando llegue ya será tarde para todos…y la Justicia para ser eso…JUSTA ha de llegar a tiempo… ya hay sentencias que les hablan del maltrato profesional (en la Xunta de Galicia hace unos días por poner un ejemplo)

No estoy dispuesta a colaborar con este sinsentido con mi silencio, quiero hacer oír mi voz, y darle voz a mis compañeros y a la población que manifestó claramente su posición en las calles el día 13 de noviembre

Es mucho lo que está en juego para todos los madrileños, ¿hasta donde se lo vamos a permitir? No estoy dispuesta a colaborar con este sinsentido con mi silencio, quiero hacer oír mi voz, y darle voz a mis compañeros y a la población que manifestó claramente su posición en las calles el día 13 de noviembre con un grito unánime.

Me niego a quedarme quieta y callada viendo como todo esto se materializa ante mis ojos, quiero sumarme a las reivindicaciones de los compañeros de Atención Primaria (de medidas REALES para solucionar los problemas que existen en este escalón) de la que formamos parte las Urgencias Extrahospitalarias, como primer nivel de una Sanidad Pública que están destruyendo, negándose a cumplir lo pactado, una y otra vez (con Atención Primaria en 2020, con las Urgencias del Hospital Infanta Sofía hace apenas un mes y pico, con el sindicato médico AMYTS el 18/11/2022), riéndose de las Organizaciones Sindicales que tienen la tarea de velar por los derechos de los profesionales y la población que nos sustenta y deposita su confianza en nuestra honestidad y buen hacer, como garantes del buen desempeño de aquellos a los que con los votos de todos los ciudadanos de Madrid, se les ha encomendado la obligación de gestionar el dinero público, que no se les olvide… NO ES SUYO, sino de todos los madrileños que pagan impuestos religiosamente cada año.

Luchemos todos juntos, profesionales, sindicatos y población, demostrémosles a estos políticos de tres al cuarto de que estamos hechos, no seamos cómplices de esta barbarie, alcemos nuestras voces en cada rincón, en cada oportunidad, digámosles que no pueden hacer lo que están haciendo…

NO CON NUESTRA COMPLICIDAD, BASTA YA DE ROBARNOS NUESTROS DERECHOS INALIENABLES.

Fuente: María Isabel de Barrio Tejada | Médica SAR de la Comunidad de Madrid en nuevatribuna.es

.
carta de enfermeradecepcionadaenfadadaindignadasanidad públicatriste