Almeida recurre la anulación de la licencia de las cocinas fantasma junto al Colegio Público Miguel de Unamuno

  • Las familias están profundamente decepcionadas con esta decisión que les obliga a seguir luchando contra este negocio que perjudica el bienestar de 900 menores, sus familias y cientos de vecinos de Delicias.
    Con esta decisión el Ayuntamiento defiende un modelo de ciudad en el que las familias no cuentan y le da una patada a sus promesas de trabajar por entornos escolares seguros.
    El AFA del Colegio Miguel de Unamuno está recaudando fondos a través de un crowdfunding para seguir con la lucha.

La FRAVM, que ha estado en todo momento del lado de estas familias y del resto de vecinos y vecinas de Arganzuela afectados por las molestias de esta actividad industrial, lamenta profundamente la actitud del Gobierno local, que insiste en mantener abierto un negocio tan dañino y polémico, que solo beneficia a unos pocos, en vez de proteger la salud y seguridad de los 900 alumnos/as del colegio, de sus familias y vecinos y vecinas. La federación comparte la indignación de la AFA con el alcalde de la ciudad, que en vez de enmendar el error de permitir una actividad que tal y como está concebida solo podría realizarse hoy en una zona industrial, ha decidido seguir adelante, para perjuicio de la vecindad.

Comunicado Asociación de Familias del Alumnado del CEIP Miguel de Unamuno

El Ayuntamiento de Madrid ha recurrido la sentencia que anula la licencia de las cocinas fantasma de la calle Alejandro Ferrant número 8. Esta decisión condena a los niños y niñas del colegio Miguel de Unamuno y al vecindario a seguir sufriendo la pesadilla de olores, ruido y tráfico que provoca este negocio industrial, reconocido por un juez como indudablemente perjudicial.

La sentencia, que anulaba la licencia bajo la que operan estas cocinas, plantea según el juez del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 03 de Madrid, tres argumentos clave para considerar que la licencia es inadecuada: carece de informe de impacto medioambiental, carece de informe jurídico e incumple la normativa urbanística.
Las familias del Colegio Miguel de Unamuno están profundamente decepcionadas con el Ayuntamiento. La propia vicealcaldesa llegó a reconocer que, como madre no le gustaría que hubiera cocinas fantasma al lado de los colegios; a pesar de que urbanismo es su competencia, no ha hecho nada para que este colegio deje de tenerlas.

“La decisión de Almeida es realmente indignante, llevan días diciendo que con la nueva legislación que han planteado estas cocinas no estarían donde están, les hemos dado una oportunidad avalada por un juez para que enmendaran el error que han cometido como gobernantes al permitir esa actividad al lado de un colegio y han decidido desperdiciarla”, comenta Noelia Cabezas, Presidenta del AFA del Colegio Miguel de Unamuno.

Para poder seguir luchando y defendiendo los derechos de los niños, las familias han lanzado un crowdfunding para financiar esta segunda fase del proceso judicial. Todo el que quiera ayudar puede hacerlo siguiendo este enlace.

“Somos familias que estamos invirtiendo nuestro tiempo y nuestro dinero en hacer el trabajo que deberían estar haciendo desde el Ayuntamiento de Madrid, es decepcionante pero no vamos a parar aquí, un juez ya nos ha dado la razón y estamos convencidas de que lo volverá a hacer en segunda instancia”, ha concluido la presidenta del AFA.

Con este recurso el gobierno de Almeida contradice en un solo acto su política de urbanismo en materia de cocinas fantasma.

Fuente: tercerainformacion.es
Foto: Archivo eldiario.es

Almeida Dimisiónanulación de la licenciacocinas fantasmaColegio Público Miguel de Unamuno