Almeida confiesa que su mano derecha facilitó el contacto en el Ayuntamiento a Luis Medina para ofrecer sus servicios

El alcalde defiende que su primo contactó con la coordinadora general del Ayuntamiento pero que él no supo nada hasta que elDiario.es reveló el pasado viernes la investigación de Anticorrupción, unas diligencias que el alcalde conoce desde hace 17 meses

El relato del expolio a las arcas públicas del Ayuntamiento de Madrid por los comisionistas Luis Medina y Alberto Luceño ha tenido en las últimas horas una importante revelación y mantiene varias contradicciones. En uno de los espacios que faltaba por rellenar aparece la coordinadora general del Ayuntamiento, Matilde García Duarte, la persona con la que habría contactado el primo del alcalde, Carlos Martínez-Almeida. Así, según el relato del alcalde, su mano derecha y su primo tuvieron esa comunicación sin que él se enterase hasta que el viernes pasado elDiario.es reveló la investigación de Anticorrupción.

Para rebajar la importancia de esa comunicación, Martínez-Almeida dijo este jueves que García Duarte solo facilitó a su primo la dirección de correo electrónico donde iban a parar todas las ofertas para venta de material sanitario en aquellos días de pandemia, más de mil, según el regidor. Y que fue en uno de esos correos en los que Luis Medina adjuntó su teléfono móvil. Igualmente, Martínez-Almeida niega que su primo conociera a Medina Abascal. “Estos correos acreditan lo que dijimos desde el primer momento. La persona con la que contactó mi primo no fui yo. Yo no tenía ni idea”, añadió el alcalde.

La querella de la Fiscalía Anticorrupción asegura, sin embargo, que Luis Medina utilizó su fama y su “amistad con un familiar del alcalde”, el primo Carlos, para “contactar” con el Ayuntamiento de Madrid y ofrecer sus servicios y los de Luceño para la importación de material sanitario desde el mercado asiático. “Inmediatamente se le facilitó el nombre el nombre de [Elena Collado], coordinadora general de Presupuestos y Recursos Humanos del Área de Gobierno de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Madrid”, relata el fiscal a continuación. 

La versión de la Fiscalía no coincide con la de Martínez-Almeida y la de los anteriores tampoco con la que ha ofrecido Luis Medina a El Confidencial. El comisionista asegura que llegó a Carlos Martínez-Almeida, el primo del alcalde, a través de una persona a la que conoce “desde hace mucho tiempo” y de la que prefiere no desvelar su identidad. “Se dio la casualidad de que esa persona me dijo que conocía a un hermano del alcalde de Madrid”, afirma Medina, sin poder determinara en la repregunta si era primo o hermano del regidor ese contacto. La Fiscalía Anticorrupción habla de “amistad” entre Luis Medina y Carlos Martínez-Almeida.

Por otra parte, y de acuerdo con lo que declaró la coordinadora de compras del Ayuntamiento en Anticorrupción, Luis Medina asegura que contactó con el Consistorio de forma telefónica y directa con Elena Collado. Este jueves, una semana después de la la información de elDiario.es que desveló la investigación de Anticorrupción, el alcalde Martínez-Almeida ha añadido que hay dos correos electrónicos de Medina a la dirección que se facilitaba a cualquiera que ofreciera material sanitario al Ayuntamiento, del 18 y 19 de marzo, y que el contacto telefónico con Collado se produjo después. 

La declaración de Elena Collado ante Anticorrupción, en la que asegura no recordar quién le puso en contacto con Luis Medina, o los comentarios del alcalde restando relevancia a dos correos que se recibieron en la dirección a la que habría escrito el hermano del duque de Feria contrastan con la relevancia que tuvieron las dos compras a Medina y Luceño, las de más alto importe de cuantas realizó el Consistorio en pandemia. El Ayuntamiento adquirió un millón de mascarillas KN95 (equivalentes a FFP2) por 6,6 millones de euros y 250.000 test de anticuerpos por 4,2 millones de euros. 

Además, según relata la querella, la relación con Medina y Luceño acabó mal. Los empresarios intentaron vender 2,5 millones de guantes de inferior calidad a la pactada y 250.000 test en gran parte defectuosos y esto provocó la ruptura abrupta del hilo que mantenían con el Ayuntamiento. De los guantes, Luceño devolvió una parte, ocultando que se trataba del importe de la comisión que había planeado llevarse.

Se entera de la participación de su primo el viernes pasado

En la versión del alcalde hay otro punto que parece no ajustarse al desarrollo de los acontecimientos. En la rueda de prensa ofrecida este viernes, Martínez-Almeida aseguró: “Me entero de que mi primo ha podido intervenir en el contrato a raíz de las información que publicó elDiario, lo que hacemos esa misma semana [por la pasada] es un análisis documental”. Sin embargo, el Consistorio sabía al más alto nivel de la investigación de Anticorrupción desde noviembre de 2020, cuando recibió dos requerimientos de la Fiscalía Anticorrupción. Según la versión del alcalde, la participación de su primo le habría asido ajena durante los 17 meses transcurridos. Llama la atención que diga que eso cambia el viernes pasado, cuando la información de elDiario.es no mencionaba a su primo ni a ningún familiar.

El primero de esos requerimientos, el 26 de noviembre de 2020, solicitaba los contratos, las actas del Consejo de Administración de Servicios Funerarios de Madrid (SFM) y la composición de dicho consejo. Tres semanas después, el Consistorio remitió la documentación a la unidad especializada de la Fiscalía en perseguir la corrupción. En un segundo requerimiento, el 30 de diciembre de 2020, el fiscal Luis Rodríguez Sol solicitó al Ayuntamiento que la persona que coordinó las compras entregara sus mensajes de teléfono y de mensajería instantánea de las fechas de las compras, así como los mensajes de su dirección de correo electrónico corporativo. La información fue remitida desde el Ayuntamiento a Anticorrupción el 25 de enero de 2021.

Unas semanas más tarde, la responsable de las compras, Elena Collado, fue a declarar. Todo este proceso fue seguido en el Ayuntamiento al más alto nivel, participando en él el gerente de la empresa pública de la Funeraria y otros directores generales del Consistorio, ha confirmado elDiario.es de fuentes municipales.

Asimismo, el Ayuntamiento defiende que los grupos municipales sabían de la investigación de Anticorrupción porque sus representantes en el Consejo de Administración de la Funeraria habían sido informados. Este extremo es desmentido radicalmente por la oposición. De ser como defiende el equipo de Almeida, toda la oposición supo de una investigación de Anticorrupción a unos contratos del Ayuntamiento en pandemia sin que trascendiera a la opinión pública.

Otro de los datos que había administrado el alcalde hasta hacerlo público ayer, después de que trascendiera el contenido de la querella de Anticorrupción, es que él mismo habló telefónicamente con Luis Medina durante la pandemia. Fue para agradecerle la donación de 183.000 mascarillas al Ayuntamiento de Madrid. El alcalde telefoneó al miembro de la aristocrática familia porque, según dijo, agradeció personalmente esas donaciones a todos sus artífices, si bien a otros lo hizo vía correo electrónico. 

Fuente: Pedro Águeda en eldiario.es
Foto: Archivo

#AlmeidaConfiesaAyuntamientoguantesLuis Medinamascarillastest de autodiagnóstico