Almeida expulsa permanentemente a todos los grupos políticos de la Comisión de Patrimonio municipal

El alcalde de Madrid echa mano de un decreto para eliminar la participación de formaciones políticas en este organismo, que trata asuntos como las talas de la línea 11, siete años después de que Carmena facilitase su participación con voz pero sin voto

almeida-expulsa-grupos-politicos
El alcalde de Madird, José Luis Martínez-Almeida, en una imagen de archivo / Ayuntamiento de Madrid

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha expulsado mediante un decreto a todos los grupos municipales de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico-Artístico y Natural del Ayuntamiento de la ciudad. Un órgano que aborda actualmente asuntos como la tala de árboles por las obras de la línea 11 de Metro, la modificación de los Planes Generales y cambios de uso, la protección a los edificios de valor arquitectónico y cultural o los Planes Especiales de Jardines Históricos Protegidos.

Hasta esta salida “sin previo aviso”, que será efectiva desde este mismo viernes, las formaciones políticas estaban integradas en el organismo con voz aunque sin voto desde 2016 (una propuesta adoptada durante el mandato de Manuela Carmena). “Se llenan la boca hablando de democracia, participación y transparencia pero por detrás hacen todo lo contrario”, lamenta el edil del PSOE Antonio Giraldo, también portavoz socialista en la Comisión de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad.

Giraldo ha hecho pública la controvertida medida, que considera “un problema muy grave de calidad democrática y transparencia”, a través de un mensaje en X publicado en la mañana de este jueves. En él expone que la Comisión de Patrimonio tiene como finalidad “el asesoramiento en materia de protección del patrimonio (arquitectónico, natural, artístico…)” y está compuesta por “una serie de perfiles eminentemente técnicos, del área de Gobierno y también perfiles independientes externos”.

En unas declaraciones posteriores a la Junta de Gobierno celebrada este jueves en Cibeles, Almeida ha tratado de justificar la decisión: “A nosotros lo que nos gusta es que los funcionarios puedan hacer su trabajo sin interferencias, sin injerencias. La protección del patrimonio histórico no debe estar sujeta a lo que los partidos políticos puedan decir en cada momento. Despolitizar los órganos técnicos y administrativos es la postura que mantenemos desde el Gobierno municipal, mientras el PSOE apuesta por la politización de las instituciones y de los órganos y ahí desde luego no nos vamos a encontrar”.

Giraldo recuerda por contra que el trabajo de su Grupo en esta Comisión que se reúne todas las semanas ha sido siempre “propositivo, técnico y sin politiqueos”. Califica la maniobra de “muy grave” y la tacha de “ejercicio de opacidad sin precedentes”.

En términos similares se ha expresado Álvaro Fernández Heredia, concejal de Más Madrid y su hombre fuerte en materia de Patrimonio, Urbanismo y Movilidad: “Almeida incumple el reglamento de la propia Comisión. No quiere tener testigos en un organismo en el que se van a valorar asuntos tan importantes como la tala de árboles de la línea 11 en Arganzuela”. Engloba la acción en “el absolutismo que está llevando a cabo el Partido Popular, que no responde peticiones de información y además excluye a la oposición de los órganos en los que se toman decisiones”. En su opinión, el Ejecutivo municipal “quiere seguir haciendo una ciudad a su antojo a costa del patrimonio, ahora sin que nadie les pueda señalar con el dedo”.

Fuente: Guillermo Hormigo en eldiario.es

También podría interesarte