25 edificios de arquitectura neomudéjar popular de Carabanchel han sido incluidos en el catálogo que Madrid protegerá

  • El Pleno aprueba por unanimidad esta modificación del Plan General de 1997

  • El Gobierno municipal ha incorporado al Catálogo de Edificios Protegidos un total de 989 nuevos edificios en los primeros ocho meses de mandato, lo que supone que el número de inmuebles blindados se ha incrementado en este tiempo un 4,8 %

  • Carabante ha destacado que esta iniciativa permite “preservar una parte de la memoria colectiva de la ciudad y blindar los elementos significativos de una época histórica determinada”

  • Los inmuebles incluidos en este expediente se ubican en 15 distritos: Tetuán es el que cuenta con más ejemplos de esta arquitectura, un total de 122, seguido de Puente de Vallecas (78 edificios), Latina (28), Carabanchel (25), Salamanca (14), Usera (11) y Ciudad Lineal (11)
neomudejar-en-carabanchel

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado con carácter provisional la Modificación del Plan General de Ordenación Urbana relativa a la ampliación del Catálogo de Edificios Protegidos para incorporar la arquitectura popular neomudéjar. La iniciativa afecta a un total de 319 edificios característicos de este estilo arquitectónico: 253 de estos inmuebles pasarán a integrarse en el catálogo y otros 66, que ya estaban incluidos, tendrán una mayor protección. El expediente será ahora remitido a la Comunidad de Madrid, que tendrá un plazo máximo de cuatro meses para proceder a su ratificación definitiva.

El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha destacado en el Pleno que esta iniciativa permite “preservar una parte de la memoria colectiva de la ciudad y blindar los elementos significativos de una época histórica determinada”. Además, ha subrayado, consigue “poner en valor el paisaje cultural popular en una etapa relevante en la construcción de la ciudad, especialmente en el distrito de Tetuán. De manera que el Catálogo de Edificios Protegidos blinde la obra de los grandes arquitectos y urbanistas de nuestra historia, de Arturo Soria a Francisco Javier Sáenz de Oiza o Antonio Lamela, pero también expresiones de la arquitectura popular como los inmuebles de los que estamos hablando”. Además, ha señalado Carabante, el Ayuntamiento reconoce así las reivindicaciones vecinales que, en los últimos años, han apoyado de manera proactiva esta iniciativa.

En mayo de 2022, se inició la tramitación de este expediente de modificación del Plan General de Ordenación Urbana para incorporar los ejemplos más notables de la arquitectura popular neomudéjar en toda la ciudad y no sólo en Tetuán. La asociación vecinal Solidaridad de Cuatro Caminos Tetuán solicitó que se tuviera en consideración su trabajo de investigación sobre esta materia. Posteriormente, la Junta de Gobierno, en diciembre de ese año, adoptó el acuerdo de suspensión potestativa del otorgamiento de licencias en los ámbitos afectados por la modificación del plan general. El Ejecutivo municipal lo aprobó inicialmente en abril de 2023. Tras someterse a información pública, recibió el informe preceptivo y vinculante por parte de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Oficina del Español de la Comunidad de Madrid en enero de este año. Ahora, se remitirá el expediente al Gobierno regional, que tendrá cuatro meses para proceder a su aprobación definitiva.

Los edificios protegidos están ubicados en 15 de los 21 distritos de la ciudad. Tetuán se encuentra a la cabeza con 122 edificios afectados: 96 de ellos se incorporan al catálogo y 26 ven incrementada su protección. Los siguientes distritos con mayor presencia de esta arquitectura son Puente de Vallecas (78 edificios), Latina (28), Carabanchel (25), Salamanca (14), Usera (11), Ciudad Lineal (11), Retiro (8) y Chamartín (7). También cuentan con algunos ejemplos de este estilo los distritos de Fuencarral-El Pardo (4), Villaverde (4), Villa de Vallecas (3), Barajas (2), Moncloa-Aravaca (1) y Hortaleza (1).

Fueron construidos en el Madrid de finales del siglo XIX y comienzos del XX. El elemento principal que los define es la utilización del ladrillo como material y sistema técnico. Se trata de una arquitectura caracterizada por la utilización de una reducida gama de materiales y por su carácter artesanal. Las fachadas responden en su composición a los parámetros tradicionales de la arquitectura residencial de esta época: simetría, proporción vertical de huecos y macizos en todas sus plantas. En los balcones, es habitual el empleo de rejería de forja, así como de zócalo en las plantas bajas de estos inmuebles. En los edificios representativos del neomudéjar de Madrid se utilizaba un ladrillo fino aplantillado. Sin embargo, en la corriente del neomudéjar popular madrileño se empleó un ladrillo tosco, con arena en sus caras, moldeado a mano y cocido en hornos abiertos.

La definición de estas características ha permitido a los técnicos del Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad realizar un análisis histórico y formal de los edificios seleccionados de manera individual con el fin de identificar la presencia de los elementos propios de este estilo para, de esta forma, poder incluirlos dentro del objeto de esta Modificación del Plan General de Ordenación Urbana de 1997.

Casi 1.000 edificios protegidos en ocho meses

Esta actuación es un ejemplo más del trabajo desarrollado en la mejora y ampliación de la catalogación de nuevos edificios a través de la Modificación del Plan General de Ordenación Urbana para la ampliación del Catálogo de Edificios Protegidos, que cristalizó en octubre del pasado añado, cuando se protegieron 734 edificios de la arquitectura contemporánea de la segunda mitad del siglo XX.

Si a esa cifra sumamos los 253 edificios de la arquitectura neomudéjar y los dos del Acuartelamiento de San Cristóbal de Villaverde incluidos en los expedientes aprobados hoy en el Pleno, el Gobierno municipal habrá incorporado al catálogo un total de 989 nuevos inmuebles, lo que sitúa a Madrid como una de las ciudades más comprometidas con la protección de su patrimonio cultural. En estos ocho primeros meses de mandato, el número de edificios protegidos en la ciudad ha crecido un 4,8 %, hasta situarse en los 21.284. 

Fuente: madrid.es
Foto portada: Montaje con fotos Gentileza GoogleMaps | @carabanchelnet

.
También podría interesarte